Domingo, 11 de enero de 2009

 

 

IGNACIO AGUSTÍ

(1913-1974)

 

 

“A su recato femenino no he podido llegar.

 Pero en su proximidad pasando despacio

 y sin rumor cerca de ella, me ha parecido oler

 un perfume de manzanas entre la ropa blanca

 de los armarios, un rumor de llaves entre los pliegues del delantal...”

 Ignacio Agustí.

 

LA VOZ DEL REALISMO SOCIAL CON TONO LIRICO

 

Ignacio Agustí es un escritor en lenguas catalana y española con un discurso narrativo que si bien está enmarcado en el realismo social, está enriquecido por una refinada tonalidad lírica. La obra central de Ignacio Agustí está constituida por la pentalogía  “La ceniza fue  árbol”  compuesta por cinco novelas –Mariona Rebull (1944), El viudo Rius (1945), Desiderio (1957), Diecinueve de julio (1965) y Guerra Civil  (1972)- hecha realidad a lo largo de casi treinta años, en la que el foco argumental oscila entre dos ejes históricos: la Barcelona del siglo XIX y la guerra civil española. Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos la España contemporánea, realizado al hilo de una familia industrial catalana. Asistimos  a lo largo de la serie a la forja de una industria artesanal textil a cargo del genio fuerte del viejo Rius, la cual pasará por diversas vicisitudes y que por fin encontrará un digno continuador, acabada la guerra, provocada por la rebelión militar del general Franco, en el nieto. Toda la línea argumental familiar sirve de engarce para lo que de hecho es la serie: la crónica –montada sobre el plano individual pero a la vez reflejo del colectivo- de esa Barcelona fabril y trabajadora desde fines del siglo XIX hasta la guerra. Una técnica tradicional, de un realismo exigente y matizado de cierto talante lírico, es la utilizada por Agustí para componer esta gran “saga” desde una posición liberal-burguesa que le lleva, más que a criticar, a presentar la evolución de la sociedad catalana en la primeros setenta años del siglo XX, con una cierta nostalgia del tiempo pasado. La primera novela de la serie es la más maciza y mejor organizada, pero casi  toda ella ofrece unas mismas características de libros trabajados, en los que destaca la gran habilidad del autor para la psicología  y para el retrato ambiental. La serie, además, no se  circunscribe a ningún tipo de regionalismo sino que la trayectoria de la familia se presenta como ejemplo de un proceso social e histórico de tipo modélico, sin olvidar por ello un cierto homenaje del autor a su tierra natal.

 

Ignacio Agustí Peypoch nació Llisá de Vall el 3 de septiembre de 1913 y falleció en Barcelona el 26 de febrero de 1974. Realizó sus estudios secundarios en el colegio de los jesuitas de Barcelona, licenciándose más tarde en Derecho en la universidad de la misma ciudad. Colabora desde muy joven en diversos periódicos catalanes, al mismo tiempo que comienza su carrera de escritor publicando varios libros de poesía en lengua catalana, y, a partir de 1936, su vehículo de expresión literaria fue el español. En 1942 es corresponsal de La Vanguardia en Suiza. Fue director del semanario Destino (1944-1956) y el fundador del premio Nadal de Literatura  En 1965 le fue otorgado el premio nacional Miguel de Cervantes.

 

Entre las publicaciones de Agustí destacan, además: Un siglo de Cataluña (1940), centrada en la sociedad catalana de principios del siglo XX, la novela Los surcos (1942), y el libro de memorias Ganas de hablar (1974), publicado póstumamente. Y como dijo el novelista catalán: “ La verdad es que en los libros españoles no se creía en ningún sitio... La tirada normal de la primera edición de una novela era de dos mil o tres mil ejemplares”.

 

 

Francisco Arias Solis
e-mail:
[email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

 

 

La peor paz es mejor que la mejor guerra.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus páginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

 

Gracias.

 

 


Tags: Ignacio, Agustí, Francisco, Arias, Solis

Publicado por Franciscoariassolis @ 20:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios