Lunes, 12 de enero de 2009
MARCEL PROUST

(1871-1922)

 

“El hallazgo afortunado de un buen libro

 puede cambiar el destino de un alma.”

Marcel Proust.

 

LA VOZ EN BUSCA DEL TIEMPO PERDIDO

 

Proust es uno de los más importantes novelistas de la literatura contemporánea. Ha ejercido una notable influencia en todos los narradores del siglo XX, que lo han reconocido junto a Joyce, como el precursor  de la novela actual. La actualidad de Proust es perenne y ni siquiera sus detractores han podido negar la belleza de su literatura y exquisita sensibilidad. 

 

Valentín Louis Georges Eugène Marcel Proust nace  en París el 10 de julio de 1871 y muere en la capital francesa el 18 de noviembre de 1922. Perteneciente a una familia de la alta burguesía, se cría en ambientes refinados y exclusivos que se reflejan en su obra de carácter autobiográfico. Su padre era un célebre médico y su madre,   descendiente de una familia judía alsaciana. Desde su infancia su salud se resintió con frecuentes ataques de asma. Vivió bajo la cuidadosa protección de su madre y de su abuela, lo que había de influir poderosamente en su vida y en su obra. Estudia en el Liceo Condorcet y, más tarde,  derecho en la Sorbona y en la Facultad de Ciencias Políticas. Pronto abandonó sus estudios. Desde muy joven quiso dedicarse a la literatura y consiguió un cargo de Bibliotecario que no ejerció en la práctica. En París frecuentó una sociedad mundana y elegante que habría de aparecer en su obra. En 1892 funda con otros autores la revista Le Banquet. Más tarde colabora en la Revue Blanche. Al modo del Balzac, observó el mundo que lo rodeaba y creó unos personajes que integró en una especie de “comedia mundana”. A partir de 1900 se produjo un importante cambio; la madurez le hizo abandonar el esteticismo y la frivolidad. La muerte de sus padres, particularmente de su madre, a la que estaba muy unido, le afectó profundamente, pero le permitió liberarse de ciertos escrúpulos para escribir sobre sus recuerdos. Su frágil salud se deteriora en demasía, pasando los últimos quince años de su vida en el retiro de su habitación donde compuso su obra capital, En busca del tiempo perdido, monumental serie novelística en siete partes que ha sido calificada como la suma de hechos y observaciones, de sensaciones y sentimientos, más compleja que haya dado nuestra época, un estudio psicológico de la vida y la época del autor.

 

Entre 1896 y 1904 escribió una novela en tres volúmenes, Jean Santeuil, que no se publicó hasta 1952, con recuerdos y personajes de su infancia. En 1896 publica su primera obra, Los placeres y los días, que pasó inadvertida, aunque en ella, ya muestra dotes de observador para reproducir las impresiones  recogidas en los salones parisienses. También había escrito algunos artículos y traducciones del crítico de arte y sociólogo británico John Ruskin.

           

A partir de 1905 se dedicó a escribir  su magistral ciclo novelístico, que tituló A la busca del tiempo perdido. Había concebido en principio tres volúmenes, pero fue aumentándolo sucesivamente. El primero de ellos titulado Por el camino de Swuann, se publicó en 1913. El propio autor hubo de pagar los gastos de edición; tras un escaso éxito inicial fue bien aceptado. En 1919 obtuvo el premio Goncourt con A la sombra de las muchachas en flor, lo cual lo consagró como escritor y significó un gran estimulo para él, posteriormente vieron la luz El mundo de Guermantes (1920-1921) y Sodoma y Gomorra (1921-1922) y, póstumamente La prisionera (1923), La fugitiva o La desaparición de Albertine (1925) y El tiempo recobrado (1927). Toda la obra está constituida por recuerdos de su infancia y adolescencia; es a la vez una descripción del ambiente y de la sociedad en la que había vivido, es decir, el de la alta burguesía Pero lo importante es la profunda introspección de sí mismo y su análisis del subconsciente, que realiza con minuciosidad admirable. La técnica narrativa es de una gran modernidad; el empleo del monólogo interior y de otros recursos narrativos hacen  de En busca del tiempo perdido, una de las obras más destacadas e influyentes de la literatura del siglo XX e hizo famoso a su autor en el mundo entero. Y como dijo el gran escritor parisién : “El deseo nos fuerza a amar lo que nos hará sufrir”.

 

Francisco Arias Solis
e-mail:
[email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

 

 

Paz y libertad. 


Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus páginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

 

Gracias.
 

 


Tags: Marcel, Proust, Francisco, Arias, Solis

Publicado por Franciscoariassolis @ 21:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios