Martes, 19 de septiembre de 2006
CIUDAD AMENAZADA

?Qued?se el ni?o muy serio
pensando que no es verdad
un caballito so?ado.
Y ya no volvi? a so?ar.?
Antonio Machado.

EL PLAN DE LA FUTURA CIUDAD HECHO POR UN POL?TICO PROMETEDOR

Hoy puedo afirmar que he sido ciudadano enso?ador, porque mi ciudad la he visto entre su pasado y su futuro. Y tanto he hundido en ello mis ojos que al volverlos al presente, estaban tan llenos de ensue?o, que el presente mismo lo he visto como ensue?o.

Primeramente me puse delante del plan de la futura ciudad hecho por un pol?tico prometedor en la ?ltima campa?a electoral. Hab?a de ser as? para la mayor libertad del ensue?o; un pol?tico que no sab?a como podr?a cumplir sus promesas. Despu?s ya se har? todo como se pueda.

Nuevos centros para la futura ciudad, grandes parques populares, jardines donde jugar?n los ni?os del siglo XXI, estaciones de inmensas y r?pidas comunicaciones, grandes v?as que pondr?n fin a los atascos, palacios de congresos, aparcamientos gratuitos para todos los coches, teatros, multicines, piscinas, polideportivos...

Otra vida se adivina tras esas promesas. ?No ha sido demasiado ambicioso ese pol?tico? Sobre la realidad de la ciudad nuestra vuela un fantasma de ciudad futura que turba la paz de la noche, y nunca m?s podremos dormir sin sobresaltos; y esto es ya una vida nueva.

Despu?s fui a recorrer la ciudad del pasado. Esos callejones van a desaparecer; esas plazuelas quedar?n disueltas, caer?n esos macizos de piedras seculares, y el viento correr? libre a lo largo de lo que fue la ciudad vieja.

Al fin este barrio que va a morir me agobia y me enternece, y me voy, me lo llevo dentro; por m?, ya pueden derribarlo. Me voy; necesito salir , salir a las v?as m?s anchas, a las calles de hoy...

?Hela aqu?! Pero, ?qu? ciudad es ?sta? Grande y hermosa la imagin? al salir del barrio moribundo; pero si pienso en aquella otra, ?cu?n fea y mezquina!

Ese ensanche de grandiosidad mon?tona en el que tanto ?nfasis puso el pol?tico en el momento de las promesas no tiene historia y ya parece viejo. Todav?a no est? hecho y ya es vetusto. Envejece sin historia. ?Y es ?sta la ciudad m?a?

He visto hoy un quiosco estramb?tico inaugurar su fealdad en el ?nico jard?n rom?ntico que nos queda en la ciudad, y me he dicho: He aqu? una fealdad bien nuestra.

Estaba so?ando en la ciudad que nos hab?a pintado un pol?tico prometedor y he levantado los ojos y he visto los ?rboles raqu?ticos, todo cubierto por el polvo y la suciedad; he respirado una aire contaminado, y he olido el hedor de la basura recogida a la puerta del rico y del pobre indistintamente (con la ?nica diferencia de que en la del rico hay m?s), y he sentido, por fin, dentro de m?, como ?nica reacci?n contra todo ello, un asco profundo e impotente.

?Pobre ciudad! Al dejar de so?ar te he visto un poco p?lida. Todo est? igual. Pero desconfiamos de todo, y cuanto se nos pone por delante se hace sospechoso. La ciudad est? amenazada. La muerte est? en la puerta.

Pues ah? ten?is nuestra ciudad a medio hacer y que no puede m?s. Ved que con ella somos todos nosotros los que quedamos a medio hacer. Por ello, un hombre austero ha dicho de la ciudad y de la gente: ?No me espanta de ella la ambici?n desenfrenada, no me espanta la corrupci?n y abandono: lo que me espanta es la ligeraza con la que en determinadas ocasiones algunos pueden seguir hablando de todo y prometer que pueden hacerlo todo?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


La paz pide una oportunidad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 18:48
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios