Mi?rcoles, 04 de octubre de 2006
XAVIER VILLAURRUTIA
(1903-1950)

?Entonces, s?lo entonces, los dos solos, sabemos
que no el amor sino la oscura muerte
nos precipita a vernos cara a cara a los ojos,
y a unirnos y estrecharnos, m?s que solo y n?ufragos,
todav?a m?s, y cada vez m?s, todav?a. ?
Xavier Villaurrutia.

LA VOZ DE LA NOSTALGIA DE LA MUERTE

La poes?a de Vanguardia encontr? en M?xico terreno propicio; los ?ismos? de posguerra se difundieron encontrando int?rpretes valiosos en poetas que conquistaron merecida fama. El grupo m?s significativo fue el que se reuni? en torno a la revista Contempor?neos (1928-1931). De los poetas que pertenecieron al grupo de los ?Contempor?neos?, los m?s destacados fueron , Carlos Pellicer, brillante colorista, Jos? Goroztiza, el representante de la poes?a pura, Jaime Torres Bodet, el audaz surrealista, Salvador Novo, el sorprendente virtuoso verbal y Xavier Villaurrutia, el poeta de la nostalgia de la muerte.

Xavier Villaurrutia Gonz?lez naci? en la Ciudad de M?xico el 27 de marzo de 1903 y muri? en su ciudad natal, el 25 de diciembre de 1950. Estudi? en el Colegio Franc?s y desde sus estudios de preparatoria inici? su amistad con Salvador Novo y Torres Bodet. Aunque comenz? sus estudios de Derecho, pronto los abandon? para dedicarse por completo a las letras. Dirigi?, junto con Salvador Novo, la revista Ulises.

La poes?a l?rica de Xavier Villaurrutia, de modulaciones cl?sicas, evidencia meditadas lecturas y una conciencia de la creaci?n po?tica que s?lo tienen los grandes artistas. Dentro del grupo de los ?Contempor?neos? , la obra de Villaurrutia constituye el resultado m?s refinado y al mismo tiempo m?s cargado de dramatismo. El poeta busca constantemente los v?nculos con lo eterno y los expresa en m?sica que, sin embargo, no desemboca en la desesperaci?n, sino en esa singular Nostalgia de la muerte que ha dado t?tulo sugestivo a su colecci?n de versos m?s significativos.

Villaurrutia es un poeta dotado de vivas cualidades pict?ricas orientadas hacia la captaci?n de panoramas matutinos, pero tambi?n de melanc?licos crep?sculos en los cuales se encarna la ?nica realidad que aguarda al hombre: la muerte. Esas cualidades se afirman desde la primeras colecciones de versos, Primeros poemas (1923), Reflejos (1926), Dos nocturnos (1931) y en Nocturnos (1933). La s cosas tal como se presentan a nuestros sentidos, se reflejan como en la tersura de un cristal, pero en su mima tersura se insin?a la inquieta conciencia de la vida dominada por la muerte, que no es en realidad macabra y horripilante, sino m?s bien fuente de nostalgia por un sentido de orfandad radical.

Nostalgia de la muerte (1938), D?cima muerte y otros poemas no coleccionados (1941) y un ?ltimo Canto a la primavera y otros poemas (1948), forman, junto con las colecciones citadas, la totalidad de la obra l?rica de Xavier Villaurrutia, reunida a su muerte con su teatro en La poes?a y teatro completos de Xavier Villaurrutia (1953), y luego con la prosa en Obras (1966).

El teatro mexicano debe su importancia actual sobre todo a la labor entusiasta e incansable de Xavier Villaurrutia. En 1928 este autor es cofundador del ??Teatro Ulises?, destinado a la representaci?n de obras mexicanas. Los propios fundadores hicieron a la vez de autores y actores. En 1934, la comedia Parece mentira le vali? a Villaurrutia una beca para los Estados Unidos concedida por el Teatro de Orientaci?n, y el escritor acudi? a la Universidad de Yale para un curso de perfeccionamiento. De regreso a su pa?s, intensific? su labor a favor del teatro nacional, organizando incluso un grupo teatral: el Sindicato de Electricistas.

Como dramaturgo, Villaurrutia aport? al teatro con sus obras el sentido obsesivo de la muerte Parece mentira gira en torno a una inquietante predisposici?n al suicidio, replante?ndose el tema en otras piezas, hasta llegar a Invitaci?n a la muerte, comedia en la cual el dramaturgo afirma plenamente su originalidad tratando un problema existencial profundamente sentido que permite penetrar en la singularidad del autor, y tambi?n en la del mexicano en un sentido m?s amplio.

La hiedra, Sea Ud. breve, ?En qu? piensas?, La mujer legitima, El yerro candente, El pobre Barba Azul y Juego peligroso, son t?tulos de dramas importantes, del repertorio de Xavier Villaurrutia, en los que la personalidad del dramaturgo se impone en todos los casos al profundo conocimiento de tal o cual autor, sea ?ste Cocteau, Girandoux, O?Neill, o incluso el mismo Pirandello.

Son varios los poetas y dramaturgos mexicanos de aut?ntica val?a que han logrado atraer la atenci?n internacional, pero entre ellos destaca Xavier Villaurrutia. Y como dijo el poeta mexicano: ?... en la tumba del lecho dejo mi estatua sin sangre / para salir en un momento tan lento / en un interminable descenso / sin brazos que tender / sin dedos para alcanzar la escala que cae de un piano invisible / sin m?s que una mirada y una voz?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


La paz pide una oportunidad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 20:03
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios