Jueves, 05 de octubre de 2006
LA VERBENA DE LA PALOMA

??Qu? hacemus, Pepe?
Lu que te d? la gana.
Daremus una vuelta a la manzana.?
Ricardo de la Vega

UN SAINETE LIRICO CON UN ?XITO SIN PRECEDENTE

Los finales del siglo XIX suponen un cambio de vida, un paso hacia las ideas llamadas modernistas, en las letras y las artes, y tambi?n en las costumbres.

En las postrimer?as de ese siglo no se conceb?a que un madrile?o no hubiese asistido a alguna representaci?n en el famoso teatro Apolo, sobre todo, a la funci?n llamada ?cuarta de Apolo?. Funci?n que sol?a empezar cerca de la una de la madrugada y ven?a constituir como la apoteosis del g?nero chico.

El calificativo de chico procede de la brevedad de las obras teatrales que se representaban en un teatro por sesiones, teatro que se hizo grande por su calidad Estas obras de tipo popular con aire costumbrista eran un fiel reflejo de su propia ?poca, de su estilo de vida peculiar y caracter?stico.

La Verbena de la Paloma es un sainete l?rico en un acto y tres cuadros. El libro es de Ricardo de la Vega y la m?sica del maestro Tom?s Bret?n. Se estren? en Madrid, en el teatro Apolo, catedral del g?nero chico, en la noche del 17 de febrero de 1894.

La obra fue representada por magn?ficos artistas: Irene y Leocadia Alba hicieron los personajes de Casta y Rita; Emilio Mesejo hizo el personaje de Juli?n; el de don Hilari?n, Manuel Rodr?guez y Susana, Luisa Campos.

La obra de Ricardo de la Vega fue abundante, aunque desigual, destacando entre sus obras A casarse tocan, El se?or Luis el tumb?n, Pepa la frescachona, De Getafe al Para?so, pero de todas las que dio la inmortalidad fue La Verbena. La acci?n de los personajes de La Verbena, envuelta o mezclada con la m?sica expresiva y deliciosa del maestro Bret?n, llegaba a la entra?a del pueblo. El estreno fue un clamoroso ?xito popular.

Es el momento en el que afloran a la sociedad, acompa?adas de un h?lito de esperanza, la ciencia y la t?cnica. Aquello de. ??Juli?n, que ti?s madre!, hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad?, era del repertorio popular. Tambi?n se hizo muy popular el di?logo de los dos guardias que se iniciaba con la pregunta: ??Qu? hacemus, Pepe? ?.

La Verbena de la Paloma tuvo un ?xito inesperado y sin precedente en su tiempo, porque supo llegar a lo m?s profundo del coraz?n humano. Es la eterna historia a trav?s de la gracia de unas chulapas y de unos tipos inolvidables que pasaron a la posteridad.

El maestro Bret?n estudi? con amor e inter?s el sainete. El d?a del estreno, Bret?n, hombre t?mido y modesto, no las ten?a todas consigo y en el momento de tomar la batuta para comenzar la representaci?n exclam? tristemente:: ?Me parece que en esta ocasi?n me he equivocado?.

El maestro Bret?n, al que tanto le acompa?aba la cabellera para dirigir la orquesta, lo hizo con una entrega total. Los aplausos sonaron atronadores en toda la sala del teatro Apolo toda la noche.

Despu?s de 112 a?os La Verbena de la Paloma sigue deleitando a much?simos espa?oles aficionados al g?nero chico, de aquel Madrid, tambi?n chico, del que dir?a el poeta: ?Madrid grande de Espa?a te han nombrado. / A m? m?s me gustaba cuando chico: / que ahora con presunci?n de nuevo rico, / me parece m?s pobre que agrandado?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


La paz pide una oportunidad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 22:59
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios