Viernes, 06 de octubre de 2006
PROCLAMAR LA VERDAD

?No he de callar por m?s que con el dedo
ya tocando la boca o ya la frente
silencio avises o amenaces miedo.?
Quevedo

LA ESPA?A DESPERTADA DE SUS SUE?OS DE SIGLOS

La generaci?n del 98, tres siglos despu?s, alza id?ntica bandera que Quevedo: decir la verdad. A principios del siglo XX, Machado, Unamuno, Azor?n, Baroja, Valle-Incl?n, escribir?n, los p?rrafos m?s crueles y desgarrados que nuestra literatura conoce. Hacia 1902, Antonio Machado escribe versos como estos: ?Y es hoy aquel ma?ana de ayer... Y Espa?a toda, / con sucios oropeles de Carnaval vestida / a?n la tenemos: pobre y escu?lida y beoda?.

Con Quevedo se ha cometido una gran injusticia. Su ?denuncia? de la Espa?a del siglo XVII, se ha calificado de cruel. Sin embargo, Quevedo lo que se propon?a era ?despertar? a Espa?a, en aquella ?poca de inmovilismo, en que las clases dirigentes del pa?s parec?an embriagadas de una grandeza hisp?nica sin cobertura de una realidad econ?mica.

Quevedo da la consigna para el futuro. ?No he de callar por m?s que con el dedo...? Decir la verdad. Luchar por la verdad . Proclamar la verdad. Las denuncias de Quevedo, dan sus frutos correspondientes y Espa?a parece despertar a la realidad en el siglo XVIII. Carlos III inicia la liquidaci?n del feudalismo y acomete una serie de reformas para cambiar las estructuras que no responden a la realidad interna del pa?s. Por primera vez empieza a pensarse en la conveniencia de fomentar las fuentes de riqueza nacional a trav?s de medidas que desarrollen la agricultura, el comercio y la industria.

Se intenta, al mismo tiempo, combatir la incultura colectiva luchando contra la ignorancia y los prejuicios. Dir?ase que Espa?a, despu?s de la inesperada herencia de los caudales de Am?rica, que derroch? en locas aventuras imperiales, va a entrar en una sensata madurez que le permita acrecentar los escasos caudales que le quedan.

Pero este avance, este caminar por rutas m?s reales y menos fant?sticas quedar? interrumpido a fines del siglo XVIII. Las clases influyentes del pa?s, que recibieron la ?apertura? pol?tica de Carlos III con rechinar de dientes, se cierran en bandas para recuperar sus antiguos privilegios.

Aquella Espa?a que pas? y no ha sido, est? dejando paso a la Espa?a que quiere ser. A esta Espa?a, tenemos ansia de verla, es necesario absolutamente necesario que se haga de nuevo visible al mundo, despertada de sus sue?os de siglos.

Queremos que Espa?a despierte, porque ya est? despierta, queremos... una ?tica, una moral, un vida para todos. Queremos huir de los delirios, de promesas incumplidas y de las consiguientes frustraciones, queremos encontrar la medida justa, la proporci?n seg?n la cual la convivencia sea efectiva, de manera que Espa?a sea un pa?s habitable para todos.

Los campesinos de Granada, recib?an a Fernando de los R?os, candidato a diputado por aquella circunscripci?n, con esta aclamaci?n conmovedora: ??Viva el despertaor de las almas dormidas!? Despertar es renacer cada d?a . Y como dijo el poeta. ?Si vivir es bueno / es mejor so?ar / y mejor que todo / madre, despertar?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


La paz pide una oportunidad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 5:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios