Viernes, 06 de octubre de 2006
UN JARD?N ROMANTICO

?Los ?rboles que cantan
se tronchan y se secan.?
Federico Garc?a Lorca.

LOS JARDINES EVOCADORES DE LA HISTORIA

Al entrar en este viejo jard?n, de una ciudad en la que nada envejece porque todo es viejo de nacimiento, nos creemos trasladado a otro mundo. Decimos esto, por explicar la sorpresa que sufrimos al enfrentarnos con estas masas talladas de verdores sobrios y profundos, formas deformadas por la lucha entre el vegetal que busca la libertad de su crecimiento y la mano del jardinero tosco que lo sujeta.

Este jard?n casi abandonado con sus paseos llenos de verd?n y de hojas secas, llega a desconcertar. Sentimos la inquietud de que las formas negras, fantasmales, de estos cipreses atormentados, tomen vida. Hay en este jard?n un dinamismo en sus formas extra?as, que produce una inquietud profunda.

Los jardines evocadores de la Historia, tienen un punto del que no deben pasar, porque entonces se perder?an, Quiz? este jard?n, est? un poco pasado; tal vez expuesto a desaparecer si no hay quien acierte a sujetarlo, a guiarlo, ocultamente, para que aparezca, sin jardinero, bello por s? mismo, recordando aquella pregunta que nos formul? el escultor Rodin: ??No hab?is visto que un jard?n sin jardinero es bello por s? mismo??

En el centro de este jard?n hay una estanque donde se eleva un pedestal con un grupo escult?rico y otros adornos por los que brota el agua. Los pedestales de los muretes, sustentan vasos de antigua cer?mica y en el lado frontero se desarrolla una escalinata ancha de muy bella proporci?n, tambi?n con sus barandas y pedestales, y tanto los de la escalera como los de arriba, de este lado del murete se adornan con vasos y esculturas de m?rmol.

A una y otra parte de la escalinata y en los espacios que quedan entre el avance de ella y los ?ngulos de los muros, se encuadran dos estanquitos r?sticos con graciosos grupos de figurillas de m?rmol que conciertan con los que decoran por arriba el barandal, haciendo todo un conjunto bell?simo y alegrado por juegos de agua no s?lo en los estanques sino tambi?n en los mismos paseos, donde brotan por sorpresa, surtidores fin?simos tan delgados como hilos; y toda esta graciosa y delicada composici?n, destaca sobre las imponentes masas negras de las arcadas de cipreses que la rodean formando un raro contraste.

Un bosque con alt?simos ?rboles, sirve de fondo y t?rmino a estos jardines y bajo su fronda hay un gran estanque. M?s al fondo, se eleva una monta?ita artificial con grutas y puentes r?sticos, poblada tambi?n de grandes ?rboles y arbustos de formas y tonalidades diversas.

Hay tambi?n otro sector que sufri? reformas modernas sin tenerse en cuenta el estilo antiguo. La nueva composici?n resulta r?gida y seca, muy distante de la gracia que ostentan las ordenaciones primitivas de este jard?n bell?simo.
Los jardines hist?ricos de Espa?a, aparte de lo que cada uno representa tiene el gran inter?s, de constituir la historia del arte de la jardiner?a desde los moriscos de la Edad Media hasta la actualidad, y tales ejemplos deben ser m?s para conservarlos como oro en pa?o que para ensayar reformas; y las restauraciones s?lo son admisibles para reconstituir fielmente lo perdido. Adem?s, ser?a imposible depurarlos, ya que cada generaci?n ha ido dejando algo en ellos. As? es, que lo m?s acertado ser?a respetarlos tal y como han llegado hasta nosotros si son bellos. Y como dijo el poeta: ?Como si fuera una sombra / por este jard?n sombr?o / voy andando, solitario, / sus solitarios caminos?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

Ser? vano el intento de humanizar las guerras. Lo humano es evitarlas.


Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 5:27
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios