Domingo, 08 de octubre de 2006
EL EXODO DE LOS POETAS ANDALUCES

?Dicen que al morir le hallaron
a Espa?a dentro del pecho. ?
Juan Rejano.

LOS POETAS ANDALUCES DE LA EMIGRACI?N
VIVIERON SU POESIA Y DE SU POESIA.

Por su n?mero y calidad, los poetas andaluces ocuparon un lugar preferente en la emigraci?n provocada por la guerra de 1936, que fue un verdadero ?xodo po?tico. A excepci?n de Federico Garc?a Lorca al que las estrellas de la madrugada vieron como se quedaba para siempre en su Granada, y algunos, como Vicente Aleixandre, que permanecieron en Espa?a, la mayor?a de los poetas andaluces ?Antonio Machado, Juan Ram?n Jim?nez, Rafael Alberti, Luis Cernuda, Juan Rejano, Jos? Moreno Villa, Emilio Prados y Manuel Altolaguirre- salieron para el destierro.

Los poetas andaluces de la emigraci?n vivieron su poes?a y de su poes?a. Poes?a dif?cil... vida dif?cil. Soledad a ultranza. Austeridad rayana en la pobreza. En su poes?a hay una doliente luz que lo atestigua. En su destierro atesoraron solidaridad, compresi?n y afecto sin l?mites hacia todos los que sufren opresi?n, dolor, injusticia. Todos ellos eran poetas de verdad. Poetas por la gracia de la naturaleza. Poetas sin remedio. Poetas verdaderos. ?El verdadero poeta ?dec?a Manuel Altolaguirre- nunca es voluntario sino fatal?.

Al manantial sereno de la poes?a de Antonio Machado lleg? aquel inmenso dolor del destierro. Su trist?simo ?xodo hacia la frontera francesa en 1939 ?como el de tantos, tant?simos espa?oles, miles de espa?oles en aquel espantoso trance-, no solo confirma el buen sentido de su bondad, sino que lo supera y verifica, con su muerte.

La obra po?tica de Juan Ram?n Jim?nez ?unida, como en Mallarm?, a su ejemplaridad personal- ha se?alado el momento inicial de la nueva evoluci?n l?rica en Espa?a. Le fue entregado el premio N?bel en el destierro.

Hay en la poes?a de Rafael Alberti castidad ?limpieza, pureza- segura, firme, dura, duradera: de cal y canto. Sus ?ngeles ?o su ?ngel andaluz- le construyeron esta pared tan andaluza. De cal y canto, la poes?a de Alberti se alza y afirma, vertical, pisando tierra, mirando al mar, entre dos cielos. ?Canto esta noche de estrellas / en que estoy solo, desterrado?.

La poes?a de Luis Cernuda, desnuda de todo parecido externo, es original?sima; tan nueva y viva como el brote primaveral de la planta, tan graciosa, tan inspirada. Idealmente andaluza, su poes?a, tiene sobre todo, la gracia, el ang?lico don andaluz de la gracia. El dolor del destierro es, en su caso, est?mulo: el sufrimiento se transfigura en poes?a -adem?s de grand?sima- sobria, precisa asombrosamente nueva e innovadora: ?De todo me arrancaron. / Me dejan el destierro?.

Una dolorosa veta nost?lgica, de a?oranza constante de Espa?a y sobre todo de su tierra andaluza, recorre la poes?a de Rejano. Casi cuarenta a?os viviendo y desvivi?ndose en el destierro dan a la poes?a de Rejano su destacada dimensi?n ?tica y humanista. Juan Rejano es un poeta andaluz por los cuatro costados: ?Si a m? me dan a elegir, / yo nazco bajo un olivo, / orilla al Guadalquivir?.

Moreno Villa forma con Altolaguirre y Prados la trinidad de poetas malague?os desterrados y desaparecidos en pocos a?os. De su circunstancia de exiliado brotan algunos de los m?s logrados poemas de todo los tiempos: ?De soledad tan vaga y tan concreta / sale un hilo de agua: / el agua del destierro, / muy parecida al llanto?.

El nombre de Manuel Altolaguirre no puede separarse, ni en su vida, ni en su poes?a, del de Emilio Prados. Hay nombres de poetas que no se deben nunca separar. Manuel Altolaguirre y Emilio Prados son inseparables. Su voz, la voz de estos dos poetas, es de una poes?a pur?sima.

A la hora de valorar la obra de Prados hay que destacarla como una de las m?s originales y m?s conseguidas dentro del alt?simo panorama de nuestra poes?a del siglo XX. En los a?os del exilio nacen unos bell?simos poemas, llenos de nostalgia de su tierra y de su mar, su mar malague?o: ?Cierro mis ojos. El sue?o / por ellos baja a escuchar / dentro de mi coraz?n / el viento obscuro del mar?.

Su continuidad en la imagen y palabra del verso bien templado, han hecho de Altolaguirre uno de los poetas m?s representativos y personales del resurgir l?rico de la Andaluc?a universal. A pie, en la hora aciaga, atraves? las gargantas heladas de los Pirineos, cuando la lucha fue ya imposible. Supo entonces del horror de vivir agonizando en un campo de concentraci?n; del exilio en la miseria; de la desesperaci?n sobre la nieve ?l, malague?o y solar. En uno de sus primeros poemas del exilio nos dice: ?Mi cuerpo mira a lo lejos / su alma desnuda en la arena / tomando el sol de la muerte / junto a un r?o de tristezas.?

La trascendencia est?tica universal de Andaluc?a se ha afirmado por la poes?a de nuestros poetas en el destierro. Y, sin embargo, como dijo Altolaguirre: ?Estoy solo y no s? quienes / est?n sintiendo mi ausencia...?

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

No disparar donde haya ni?os. Stop.
En la gloria no necesitamos m?s ?ngeles.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 6:06
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios