Domingo, 08 de octubre de 2006
UN MUNDO LLENO DE RIESGOS


?All? donde est? el peligro
crece tambi?n la salvaci?n.?
H?lderlin.

VIVIMOS RODEADOS DE TEMORES Y ANGUSTIAS

No hay duda de que el hombre del futuro ha de acostumbrarse a vivir, en mayor medida que en ninguna otra ?poca, dentro del riesgo, ?puede ser este riesgo un horizonte, una l?nea de partida hacia otra visi?n del mundo, de un hombre ?m?s libre? dentro de un mundo ?m?s lleno de la libertad? que el nuestro?

Dicho de otra forma: ?Asistiremos a la realizaci?n en nuestro tiempo de la profec?a de H?lderlin que tanto ha citado Heidegger? ?All? donde est? el peligro / crece tambi?n la salvaci?n? . En estos versos se repite una de las m?s viejas sabidur?as del mundo, la de TAO. En la que se afirma, una y otra vez, que cuando peor parecen ir las cosas, en lo profundo de est? preparando un nuevo resurgir.

Visible cada vez m?s ese mundo lleno de riesgos que por todas partes nos acecha, cada vez m?s tangible el peligro de que la humanidad perezca o se disgregue en un universo de orates, ?cu?l debe ser la actitud del hombre instalado en el riesgo?

Nos hallamos, qui?rase o no, con que no es forzoso adoptar el riesgo como forma de vida. Muchas otras edades de la historia del hombre, muchas otras sociedades humanas han tenido que vivir en el riesgo; muchas han desaparecido en sus avatares. Desde lo m?s remoto de la sabidur?a humana se afirma: ?El que ama el peligro en ?l perece?. Al lado de esto la formulaci?n moderna es la de H?lderlin popularizada por Heidegger: ?Cuanto mayor es el riesgo m?s crece a su lado la salvaci?n?. Sin embargo, no conviene olvidar ,que para H?derlin su riesgo, el de la equizofrenia, termin? llev?ndole a un manicomio.

Vivimos rodeados de temores y de angustias. Temor a la conflagraci?n nuclear, al paro, a la guerra, al terrorismo, a la droga, a la destrucci?n de las riquezas naturales, al agotamiento de la energ?a en el planeta... Junto a ese temor la angustia. Que nace de nuestra disociaci?n interior, del vac?o de nuestra alma, de eso que denominamos ?alienaci?n?, para proyectar nuestra culpa sobre una estructura determinada de la sociedad, olvidando que hay otra ?alienaci?n interna?, no menos opresora, que nace de haber nacido en atm?sferas privadas de amor.

Si conseguimos que zonas de nuestro intelecto, que hoy tenemos inactivas, y zonas de nuestro coraz?n, hasta ahora inexplorados y mudas, vayan despertando y poni?ndose de acuerdo, acaso llegue un d?a en que esa frontera u horizonte de riesgo con la que el futuro nos amenaza constituya el escal?n que nos lleve a una nueva forma de humanidad, m?s justa y fraterna.

Por razones misteriosas esta posici?n lleva siempre impl?cito un cambio de las actitudes morales del hombre. Es como si di?semos un salto fuera de nosotros mismos que, de pronto, nos colocara en ?situaci?n de amor?. Esto es , en lo contrario de la violencia. Y como dijo el poeta: ?Mi madre, mi pobre madre, / me dijo m?s de una vez: / No basta que no hagas mal; / es preciso que hagas bien?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

No disparar donde haya ni?os. Stop.
En la gloria no necesitamos m?s ?ngeles.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 16:34
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios