Domingo, 08 de octubre de 2006
MIGUEL DE MOLINOS
(1628-1696)

?Tu mayor felicidad es la tentaci?n;
y as? cuando m?s te apretase, has de alegrarte con paz...
Finalmente has de saber que la mayor tentaci?n
es estar sin tentaci?n.?
Miguel de Molinos.

LA VOZ DEL ULTIMO GRAN MISTICO ESPA?OL

En medio de un siglo eminentemente ret?rico como es el siglo XVII sorprende el surgimiento de esta adalid de silencio que es Miguel de Molinos, y quiz? ah? hay que buscar la causa de que tradicionalmente se la haya considerado un solitario que, en mitad de una sociedad por excelencia habladora, se dedic? a predicar la paz, la quietud interior y la nada.

Miguel de Molinos naci? en Muniesa, provincia de Teruel, en 1628, y muri? en Roma el 28 de diciembre de1696. Fue bautizado el 29 de junio de 1628. Hasta 1646 en que obtiene un beneficio en la iglesia de San Andr?s de Valencia, nada se sabe de ?l. A partir de ese a?o estudiar? con los jesuitas en el colegio de San Pablo de aquella ciudad, orden?ndose sacerdote en 1652, pero sin que apenas se conozca nada tampoco de sus actividades en Valencia. S?bitamente, y sin que se sepan las razones, en 1663 es designado procurador en Roma de los tres Estados de Valencia, con el fin de promover el proceso de beatificaci?n del sacerdote valenciano Francisco Jer?nimo Sim?n de Rojas.

El viaje a Roma y su estancia en aquella ciudad van a convertirse en algo decisivo en su vida. Sabemos que perteneci? a la cofrad?a espa?ola de la Escuela de Cristo, donde tendr? influencia extraordinaria; su prestigio en los medios romanos se ver? rapid?simamente aumentando hasta alcanzar la confianza o la admiraci?n de gentes como el cardenal d?Estr?es. Su actividad en esos a?os se centra en la direcci?n espiritual, en la predicaci?n y en el di?logo. Cuando en 1675 Molinos publica su Gu?a espiritual, su fama ya extraordinaria, ir? en creciente aumento hasta 1685 en que, inesperadamente, es prendido por el Tribunal de la Inquisici?n y se le somete a proceso; dura ?ste dos a?os, dict?ndose sentencia condenatoria en 1687. Sobre la base de haberse encontrado en sus escritos 68 proposiciones her?ticas, sacadas de su correspondencia ?hoy perdida- y no de sus libros. Las proposiciones citadas est? en la Constituci?n Coelistis Pastor del mismo a?o, y en ella se dice que se las condena por ?her?ticas, sospechosas, err?neas, escandalosas, blasfemas, ofensivas a los piadosos o?dos, temerarias, rebajadoras de la disciplina cristiana, subversivas y sediciosas?. Una condenaci?n tan brutal oblig? al reo a abjurar de sus doctrinas, en un acto solemne que tuvo lugar en Santa Mar?a Sopra Minerva. A partir de entonces ?y durante los a?os que todav?a le quedaban hasta su muerte-, su vida se fue extinguiendo en las c?rceles de la Inquisici?n romana, mientras su fama y su doctrina se extend?a por toda Europa.

Su Gu?a espiritual enuncia el quietismo, doctrina heterodoxa seg?n la Iglesia. Molinos defiende la despreocupaci?n total del ser, que ha de entregarse sin m?s cuidado a la meditaci?n, a la contemplaci?n simple y pura de Dios; el alma debe permanecer quieta, solamente quieta, porque Dios har? lo dem?s. Aunque el quietismo influy? poco en Espa?a, en Francia goz? de extraordinario eco y fue motivo para m?s de una pol?mica c?lebre como la que enfrent? a F?nelon y a Bossuet.

La obra de Molinos no es muy extensa . Aparte de la Gu?a espiritual, que es sin duda su obra fundamental, el mismo a?o publica un Breve tratado de la comuni?n cotidiana. Es autor tambi?n de las Cartas a un caballero espa?ol desenga?ado para animarle a tener oraci?n mental y de una Defensa de la contemplaci?n, in?dita hasta hace unos a?os.

El objetivo central de la Gu?a espiritual es una defensa de la oraci?n de quietud como medio para alcanzar la uni?n m?stica. Para Molinos, la m?stica es ciencia de experiencia y de sentimiento que ?no entra en el alma por los o?dos, ni por la continua lecci?n de los libros, sino por la liberal infusi?n del esp?ritu divino, cuya gracia se comunica con regalad?sima intimidad a los sencillos y peque?os?.

A la paz y a la quietud interior s?lo se llega mediante la total y perfecta abnegaci?n de s? mismo, para lo cual nada m?s provechoso que las angustias y tormentos espirituales para los cuales el alma no debe buscar consuelos sensibles, sino ?encerrarse y sumergirse en la nada?. Molinos culmina su obra con una continua po?tica exaltaci?n de la nada, en los siguientes t?rminos: ?El camino para llegar a aquel alto estado del ?nimo reformado, por donde inmediatamente se llega al sumo bien, a nuestro primer origen y suma paz, es la nada...?ltimamente no mires nada, no desees nada, no quieras nada, no solicites saber nada, y en todo vivir? tu alma con quietud y gozo descansada. Este es el camino para alcanzar la pureza del alma, la perfecta contemplaci?n y la interior paz?.


Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


La paz pide una oportunidad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 19:46
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios