Lunes, 09 de octubre de 2006
PENSANDO EN CADIZ

??Ay, c?mo tiemblan
los campanarios de C?diz
los que tanto me quer?an!?
Rafael Alberti.



CADIZ NECESITA HOY Y HA NECESITADO SIEMPRE DE LOS GADITANOS

C?diz tiene tan larga historia y ha tenido siempre tan profunda y fina relaci?n con el tiempo que aqu? nada envejece porque todo es viejo de nacimiento.

Pero al inicio del siglo XXI, empieza a sentirse alarma al ver que en los ?ltimos a?os, cuando en Espa?a se ha recobrado la libertad pol?tica y se han ampliado indeciblemente todas las dem?s, lejos de producirse en la ?cuna de la libertad? un notable progreso, se puede afirmar que C?diz ?ha venido a menos? de lo que es, de lo que ha sido durante cosa de tres mil a?os.

Las ciudades no pueden so?ar con una ubre abstracta a la cual recurrir, porque son sus ciudadanos los que pueden henchirla o dejarla exhausta.

Desde el siglo XIX que sobreviene la decadencia, se ha apelado a un Madrid distante y no muy enterado. Es menester que el gaditano, ante cualquier cuesti?n perentoria, tienda la mirada alrededor, y busque en ?l, los recursos, la inspiraci?n, la fuerza. Es necesario conseguir, la movilizaci?n, de todos los gaditanos. Es esencial que nadie se desalentado que no se prescinda de nadie.

C?diz necesita hoy y ha necesitado siempre de los gaditanos. C?diz exige de cada uno de nosotros, la voluntad recia de hacer cada d?a y cada hora algo positivo y aceptable por C?diz. No basta con ser gaditano ?de hecho? ni basta con que lo diga el documento de identidad, sino de tal modo que la conducta de cada uno sea digna de esa pretensi?n, de esa afirmaci?n, adquiriendo el compromiso de no pasar por movimiento mal hecho, de no tolerar la corrupci?n, la chabacaner?a, la indolencia, el desali?o, la injusticia.

En C?diz no sentimos inter?s por C?diz. Y lo que es m?s triste, casi todo por no decir todo lo que hoy tiene nuestra ciudad, lo debe m?s que al esfuerzo tenaz de los gaditanos, a la gratuita donaci?n de la naturaleza que puso en nuestra tierra suavidad en su clima, variedad y riqueza en su Bah?a y abri? su alma marina a todos los vientos.

Pero todos esos encantos, necesitan como elemento que lo complete, el af?n ?ntimo y sentido de sus moradores de darse a C?diz, de ofrendar sus trabajos y sus voluntades, a favor de C?diz, para elevarlo al sitio que por su posici?n privilegiada le corresponde. Ya que no en balde ha sido rodeado de tantos y naturales atractivos.

Esta primavera del a?o 2006 se presenta como una posibilidad atractiva y promisora; pero la vida humana es inseguridad. ?C?mo estar? C?diz cuando llegue la primavera venidera? ?Habr? trazado su camino hacia el esplendor que tanto tiempo tuvo?
En otras palabras: el a?o 2006 ?ser? m?s o menos C?diz? Para apostar por lo primero, es menester unir a C?diz con su Bah?a, con su provincia y buscar la compenetraci?n y el bienestar conjunto, de esta forma, todo ganaremos.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


No hagamos las paces con la guerra, ni tampoco levantemos guerras con la paz.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 5:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios