Lunes, 09 de octubre de 2006
LA INTEGRACI?N DE LOS GITANOS

??Oh pena de los gitanos!
Pena limpia y siempre sola.
?Oh pena de cauce oculto
y madrugada remota!?
Federico Garc?a Lorca.


HAY CONSTANTES QUE SE REPITEN EN LA HISTORIA
DE LOS VAIVENES INTEGRACI?N-MARGINACION

La historia de los gitanos es sin duda una historia de persecuci?n ?tnica, pero tambi?n de ?rdenes de integraci?n, de ofrecimiento de asimilaci?n. Hoy puede afirmarse que en cuanto los gitanos tuvieron la menor posibilidad de entrar en el sistema laboral, es decir, cuando esta nivel de integraci?n supon?a una mejora respecto a la situaci?n marginal, los gitanos entraron y se hicieron alba?iles, cargadores portuarios, sopladores de vidrio y muchas otras cosas m?s. En cuanto tuvieron la oportunidad de asentarse pac?ficamente, lo hicieron donde no parec?a que estorbaran a nadie. En cuanto le ofrecieron una vivienda y un h?bitat urbano con un vecindario payo en su totalidad o en su gran mayor?a, los gitanos entraron de inmediato en los pisos y convivieron pac?ficamente con sus vecinos. Pero la mayor parte de la poblaci?n gitana o no tuvo oportunidades laborales o cuando se la ofrecieron se trataba de puestos de escas?sima remuneraci?n econ?mica; esta poblaci?n fue erradicada de sus emplazamientos y amontonada y hubo escuelas para gitanos quemadas y puestos escolares vacantes que no pueden ser ocupados por gitanos porque se levantan los padres de otros peque?os, payos, y fueron concentrados en ghetos y segregados. ?De verdad ha habido alguna vez intento serio de posibilitar con medidas efectivas la integraci?n de los gitanos en la sociedad para que tuvieran alg?n sentido no meramente ret?rico las leyes integradoras, las ?oportunidades? sobre el papel?

Se puede decir que los gitanos espa?oles, a trav?s de su larga historia en nuestro pa?s, han aprovechado las escasas oportunidades de integraci?n que aportaban una soluci?n a sus condiciones penosas, y que sino la aprovecharon m?s todav?a, fue por el contenido ideol?gico de las medidas de asimilaci?n, que supon?a una barrera, nada f?cil de saltar. Pero puede verse tambi?n que hay varias constantes que se repiten en la historia de los vaivenes integraci?n-marginaci?n. En primer lugar, que se impide, directamente, la integraci?n, a trav?s de medidas encaminadas a erradicarlos. Segundo, que se impide, directamente, la integraci?n a trav?s de ofertas imposibles de aceptar porque en ning?n caso solucionan sus problemas, sino que lo agravan. Tercero, que se impide, directamente, la integraci?n, al proclamar su desprestigio las mismas leyes que ordenan su asentamiento, sin aportar ninguna medida concreta que lo posibilite. Y, sobre todo, la integraci?n se impide porque la voluntad de aceptaci?n que la sociedad tiene de acoger a la minor?a ?tnica marginada es funci?n de la competencia que en cada momento y lugar esa minor?a plantea a los sectores sociales de las clases m?s bajas, de manera que depender? del estado general de abundancia o escasez, el que se permita o no a los gitanos formar, por fin, con los payos una sociedad solidaria y pluri?tnica. Pero esto precisa, por parte de los gitanos, la toma de conciencia de su posici?n en el entramado social y precisa, adem?s de los medios materiales y de las medidas legislativas.

Se hace menester que la Administraci?n tenga en cuenta algunas cosas, y asumirlas: una que los gitanos, de momento, votan poco, y por lo tanto, la actuaci?n administrativa s?lo ser? responsable pero no necesariamente rentable; otra, que no habr? medidas efectivas sin que se pongan para su consecuci?n los medios econ?micos necesarios, cuya rentabilidad es social y a largo plazo; la tercera tiene que ver con los propios programas y medidas que puedan adoptarse para la integraci?n ?tnicamente respetuosa de los gitanos, lo que impide cualquier grado de eficacia a medidas de aplicaci?n general y que recomienda medidas concretas, espec?ficas y adaptadas. Y como dijo el poeta: ?Madre del alma, / nac? gitano, / si no soy bueno / ser? por algo?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


No hagamos las paces con la guerra, ni tampoco levantemos guerras con la paz.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 6:12
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios