Lunes, 09 de octubre de 2006
EL KAROSHI

?Por no querer perder el tiempo
pierdes el tiempo y el alma.
Est?s perdiendo la vida
de tanto querer ganarla.?
Jos? Bergam?n.

SU ULTIMA HORA TAMBIEN FUE EXTRAORDINARIA

El karoshi, muerte por sobrecarga de trabajo, es la gran aberraci?n de los ?ltimos a?os del siglo XX y de los primeros del XXI. El trabajo ha esclavizado a algunas personas de tal forma que llegan a trabajar para dejar de vivir. Algunos de estos trabajoadictos se preguntar?n como el coplero : ??Qu? muerte habr? que se iguale / a mi vivir lastimero / pues si m?s trabajo m?s muero? ?

Se calcula que m?s de 10.000 japoneses mueren al a?o de karoshi. La muerte por karoshi es repentina y sobreviene por hemorragia cerebral o insuficiencia cardiaca o respiratoria, debido a un exceso de fatiga que produce alta presi?n y endurecimiento arterial. Las personas m?s propensas tienen entre 40 y 50 a?os, y m?s de la mitad son ejecutivos, empleados de oficina y funcionarios p?blicos. El karoshi ha puesto de manifiesto que el llamado ?milagro japon?s?, tiene muy poco de milagroso y mucho de sobreexplotaci?n.

Seg?n el Consejo Nacional de Defensa de las V?ctimas de karoshi, constituido por un grupo de abogados fundamentalmente de Tokio, el problema afecta a todos los grupos de trabajadores. Los casos de muerte han ocurrido en todo tipo de industrias, desde plantas de montaje de coches hasta restaurantes de comidas r?pidas y bancos. El Consejo considera que la causa b?sica de estas muertes hay que buscarlas en la gesti?n empresarial del sistema japon?s y rechaza las sugerencias de que los propios trabajadores son responsables de su muerte.

Un factor importante para sucumbir al karoshi es el excesivo n?mero de horas de trabajo. Los trabajadores japoneses trabajan 400 horas m?s que los franceses y alemanes. Un informe del Consejo, realizado hace unos a?os, apuntaba ya la necesidad de medidas que pusiesen remedio al exceso de estr?s f?sico y mental.

Aparte de las largas jornadas de trabajo muchos trabajadores japoneses tienen que recorrer largas distancias entre su vivienda y el lugar de trabajo, por lo que a las muchas horas de trabajo hay que a?adir un buen n?mero de horas para ir y volver al trabajo.

En un caso reciente de muerte por exceso de trabajo de un especialista en ordenadores, la familia ha denunciado que la semana anterior a su muerte hab?a trabajado 71,5 horas, de las cuales, m?s de treintas eran horas extraordinarias.

Los diferentes casos denunciados presentan diversas caracter?sticas, pero, en general, tienen en com?n la idea de que una fatiga o un estr?s creciente por exceso de horas, trabajo nocturno, carga excesiva de trabajo, etc., han conducido fatalmente al infarto o a la hemorragia cerebral. En todos estos casos, lamentablemente, puede decirse que ?su ?ltima hora tambi?n fue extraordinaria?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


No hagamos las paces con la guerra, ni tampoco levantemos guerras con la paz.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 7:04
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios