Martes, 10 de octubre de 2006
RAMON DE LA CRUZ
(1731-1794)


??Al arma, al arma, al arma
contra los hombres guerra!
?Viva de las mujeres
la libertad eterna!?
Ram?n de la Cruz. La rep?blica de las mujeres.

LA VOZ DEL INSIGNE SAINETERO

?Don Ram?n de la Cruz es el ?nico escritor moderno que resume en s? ?escribe el dramaturgo catal?n Fel?u y Codina-, y ofrece exclusivamente retratados en su personalidad literaria, los tiempos en que vivi?. Y a?ade m?s adelante: ?El instinto y el genio art?stico de Cruz supieron escrutar el fondo de la sociedad espa?ola, descubriendo all? los elementos vivos de la nacionalidad ?. Don Ram?n de la Cruz ensay? todos los g?neros dram?ticos, pero sus sainetes son, sin duda, el mejor ejemplo de su notable producci?n. El sainete se representaba entre acto y acto de las grandes tragedias y de otras obras mayores, y como fin de fiesta, nunca independientemente. Se comprende que los ilustrados, especialmente los Moratines, Clavijo e Iriarte, hicieran blanco a don Ram?n de toda clase de ataques, pues era imposible mantener la tensi?n dram?tica de una obra si entre un acto y otro se representaba un sainete.

El 28 de marzo de 1731 naci? don Ram?n de la Cruz Cano y Olmedilla en Madrid. Don Ram?n de la Cruz fue siempre don Ram?n, desde su nacimiento en una casa modesta de la calle del Prado, en el mism?simo coraz?n del barrio de los c?micos.

Entre 1748 y 1759 don Ram?n no hizo sino escribir versos, dramas y comedias en versos. Traduce algunas obras francesas. M?s el so?ado ?xito no llegaba.

Paseando y paseando por Madrid, descubri? don Ram?n los secretos de la Villa y Corte. Todas aquellas cosas sin trascendencia que don Ram?n sorprend?a el primero ?en los bordes y esquinas de la Villa y Corte- le sugestionaban porque ten?an chispa. Y los ?xitos llegaron enseguida.

En 1759 ocup? don Ram?n una plaza de oficial tercero de la Contadur?a de Penas y de la C?mara y Gastos de Justicia. Poco despu?s contrajo matrimonio con do?a Margarita Beatriz de Magna, salmantina burguesa. En 1770 ya era famoso sainetero y gran amigo de la duquesa de Alba. En 1775 se hab?a convertido en el autor teatral de moda.

En 1781 la condesa-duquesa de Benavente, le nombr? algo as? como el poeta administrador y se le llev? a vivir a su palacio. En la primavera de 1791 pill? don Ram?n una pulmon?a. Despu?s hubo de superar varias pulmon?as. Pero una de ellas, termin? ocasion?ndole la muerte el 5 de marzo de 1794 en Madrid. Don Ram?n fue sepultado en el iglesia de San Sebasti?n en la que fuera bautizado sesenta y tres a?os antes.

Quinientas cuarenta y dos obras dej? escritas don Ram?n. Por su famosa fecundidad fue llamado ?el Lope de Vega del siglo XVIII?. Tradujo y arregl? un gran n?mero de tragedias entre otras el Bayaceto de Racine, Aecio y Talestris, de Metastasio, La escocesa de Voltaire y Hamlet, pero ?ste no del original ingl?s, sino a trav?s de la traducci?n francesa de Ducis. Tambi?n transform? en zarzuelas algunas ?peras italianas. En 1768 lleva a las tablas una zarzuela enteramente espa?ola Briseida, y animado por su ?xito, Las segadoras de Vallecas, La mesonerilla, Las labradoras de Murcia y Las Foncarraleras. En el pr?logo de una de estas zarzuelas, titulada Quien complace a la deidad acierta a sacrificar, publicada en Madrid en 1787, critica los sainetes y las tonadillas, haciendo profesi?n de fe neocl?sica, pero ?sta no deb?a de ser muy firme puesto que es su trabajo en estas producciones a las que deba su fama. Sus mejores sainetes reflejan las costumbres y los h?bitos y lo decires del pueblo madrile?o. Entre ellos citaremos los siguientes: Las casta?eras picadas, Las tertulias de Madrid, El fandango del candil, El caf? de las m?scaras, La pradera de San Isidro, El Rastro por la ma?ana, La avaricia castigada, El caballero don Chisme, El sordo y el confiado, Los ba?os in?tiles, La presumida burlada, La embarazada rid?cula, El burlador burlado, La maja majada, El mu?uelo, El majo de repente, La Petra y la Juana, El mal de la ni?a, El hospital de la moda, La tertulia discreta, La petimetra en el tocador, La devoci?n enga?osa, Las bellas vecinas, La visita de duelo, La rep?blica de las mujeres, La casa de T?came Roque, La Plaza Mayor, El petimetre, La Comedia de Maravillas, Manolo...

Don Ram?n de la Cruz lleg? a ser el autor teatral espa?ol m?s nacional y castizo. ?Yo escribo y la verdad me dicta?, exclamaba lleno de sabia ponderaci?n,. Su alegr?a, su regocijo picaresco, su humor exuberante, sus chistes equ?vocos y sus burlas ingeniosas prestaban extraordinario encanto a los detalles m?s insignificantes.

El lenguaje de este escritor es f?cil, natural y animado; su invenci?n fecunda. ?Don Ram?n de la Cruz ?escribi? Men?ndez Pelayo- es el ?nico que se atrevi? a dar en cuadros breves, pero de singulares poder y eficacia realista, un trasunto fiel y po?tico de los ?nicos elementos nacionales que quedaban en aquella edad confusa y abigarrada?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

?Necesitamos vivir en paz!

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 0:06
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios