Martes, 10 de octubre de 2006
LAS J?VENES DEL CAMPO

?La que cultiva mi vida
se fue sin decirme adi?s,
y me recorri? una herida
que me abri? la vida en dos.?
Miguel Hern?ndez.

LO PEOR ES QUE LA SITUACI?N NO CAMBIA CON EL TIEMPO

Las j?venes de las ?reas rurales no quieren seguir el camino de sus madres. No necesitan conocer las encuestas que se han realizado para saber que en muchas zonas las mujeres trabajan en el campo hasta 70 horas semanales la mayor parte de las veces sin remuneraci?n diferenciada del marido o del padre, sino como ayuda familiar y que adem?s de las faenas agr?colas luego toca hacer las faenas de la casa. En otras zonas la situaci?n es todav?a peor, hay jornaleras que no consiguen trabajar en el campo ni siquiera 70 horas al a?o.

Los j?venes, hombres y mujeres, no quieren ser trabajadores agr?colas o quedarse de por vida en una f?brica del pueblo, o lo que es peor, en el paro. Esto est? m?s claro en el caso de la mujer, donde el control social que sobre ella se da en muchas zonas rurales es tremendo.

Mucho se ha hablado del ?xodo de los j?venes en los municipios rurales, pero las mujeres desde que apenas son adolescentes, se van en mayor cantidad. Aparte, la an?cdota de las b?squedas de novia, es cierto que hay una proporci?n de cuatro hombres por cada mujer en bastantes pueblos de zonas monta?osas deprimidas o de zonas des?rticas.

Antes la salida estaba clara, ir a servir a la ciudad y si hab?a suerte y se ten?a formaci?n, a lo mejor se pod?a mejorar el trabajo, pero era peor, a?n as?, quedarse en el pueblo. La otra salida era el matrimonio y los forasteros eran especialmente cotizados. En muchos casos para estas j?venes el matrimonio supon?a una aut?ntica ?liberaci?n?.

Pero ahora se da el caso de que se encuentran en la ciudad j?venes con una formaci?n similar a las originarias de la ciudad y no resulta f?cil sobrevivir.

En los municipios de hasta 10.000 habitantes, el 15% de las mujeres ha tenido como primer trabajo remunerado un trabajo agr?cola, y el 13% de las mujeres de los municipios de entre 10.000 a 100.000 habitantes tambi?n han comenzado a ganar alg?n dinero con este tipo de trabajo. Las cifras bajan ostensiblemente en los trabajos sucesivos porque las que pueden se van del campo.

Pero el hecho es que muchas vuelven . No hay sitio para ellas en la ciudad, para muchas que por su cuenta intentaron salir de las ?reas rurales. Les queda a algunas el recurso de seguir en el campo, de pedir trabajo en una f?brica o pseudocooperativa textil o en la conservera del pueblo. La mayor?a no se siente con capacidad o iniciativa para pedir un cr?dito y empezar un trabajo agr?cola o de otro tipo por cuenta propia.

Lo peor es que la situaci?n no cambia con el tiempo. Los trabajos siguen siendo los mismos de hace diez o veinte a?os. Es m?s la situaci?n puede decirse que se agrava, ya que cuando se habla de un primer empleo continuado solo cuatro profesiones suponen el 60% del empleo de las j?venes y ?stas no pueden ser m?s tradicionalmente consideradas ?femeninas?. Son las de empleada administrativo, dependienta de comercio, trabajadora de la industria textil y el servicio dom?stico.

A pesar del fuerte ?xodo de las j?venes del medio rural , las dificultades por la que atraviesa el mercado de trabajo deja a demasiadas j?venes en el campo. Los deseos de cada una y su preparaci?n apenas cuentan para poder salir del mismo, si bien, no han perdido la esperanza. Y como dijo el poeta: ?Voy huyendo como el r?o / sin saber que voy huyendo?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

?Necesitamos vivir en paz!

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 4:41
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios