Martes, 10 de octubre de 2006
EL FRAUDE QUE NO CESA

?Todo es bueno
y lo hacemos malo
con nuestro veneno,?
Miguel Hern?ndez.

CASI LA TOTALIDAD DE LA PRESION FISCAL RECAE
SOBRE LOS TRABAJADORES DEPENDIENTES

En estos d?as, en los que los espa?oles est?n realizando las declaraciones del Impuesto sobre la Renta, no conviene olvidar que m?s del 80% de los ingresos estatales derivados de dicho impuesto provienen de sueldos y salarios. Como el impuesto es progresivo, l?gicamente descarga a las rentas bajas y tiene, sin embargo, topes por arriba, por lo que las rentas llam?mosla medias soportan en gran parte la recaudaci?n por renta.

Es ya un t?pico afirmar que el c?ncer de nuestro sistema fiscal lo constituye el fraude y es necesario insistir en que este problema sin ser el ?nico que tiene el sistema fiscal, es sin duda el m?s grave, desde el punto de vista social, ya que hace recaer la carga social de la tributaci?n sobre los trabajadores.

Las grandes bolsas de fraude actualmente existentes constituyen un agravio para todos aquellos contribuyentes que durante todos estos a?os han pagado escrupulosamente sus impuestos.

Las rentas de capital contin?an pr?cticamente sin tributar y han disminuido su escasa participaci?n en la base imponible del IRPF que era en 1982 de un 8,4%. El descenso es tanto m?s escandaloso cuanto que la situaci?n de 1982 era de un fraude generalizado en este tipo de rentas.

Las bolsas de dinero negro lejos de disminuir han incrementado su volumen. Activos financieros, pagar?s del Tesoro, bienes inmuebles, seguros de prima ?nica, cesi?n de activos, etc., han ido configur?ndose como refugios de evasi?n fiscal. Las bolsas de dinero negro son de todos conocidas; as?, por ejemplo, todos hemos visto incrementarse espectacularmente el precio de las viviendas, que am?n de la especulaci?n, ese il?gico incremento de precio ha hundido sus ra?ces en la ocultaci?n y lavado de dinero negro.

El fraude no es exclusivo de las rentas de capital, las rentas de los empresarios y profesionales independientes presentan tambi?n en nuestro pa?s, un grado considerable de evasi?n fiscal. Es dif?cil admitir el reducido n?mero de declarantes en la categor?a de actividades profesionales y a?n m?s que el profesional promedio declare las tres cuartas partes de un asalariado y un empresario la mitad.

No podemos por menos que ver con aut?ntica preocupaci?n la existencia de un enorme fraude fiscal, que hace recaer casi la totalidad de la presi?n fiscal sobre los trabajadores dependientes. Es por tanto preciso reclamar la voluntad pol?tica necesaria para combatir el fraude fiscal existente, lo que no puede reducirse a operaciones espor?dicas o simb?licas. Y es que, como dijo el poeta: ?La mitad de lo que dices / cuando declaras, no es verdad. / La otra mitad es mentira. / Lo que callas, el total.?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

?Necesitamos vivir en paz!

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 5:27
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios