Martes, 10 de octubre de 2006
SOR GREGORIA FRANCISCA DE SANTA TERESA
(1653-1736)

?Y pues me hab?is herido
con las saetas de amor,
no despreci?is mis gemidos,
dad alivio a mi dolor.?
Sor Gregoria Francisca de Santa Teresa.

LA VOZ DE LA MISTICA SEVILLANA

El principio de XVIII no marca, en lo que a la poes?a se refiere una divisoria apreciable, pues durante muchos a?os de este siglo ?pr?cticamente hasta sus a?os centrales- imperar?n a?n los gustos barrocos encarnados en poetas nacidos y formados en su mayor parte a finales del siglo XVII o principios del XVIII. Su barroquismo se hace patente tanto en la imitaci?n de la l?nea quevedesca del conceptismo moral o de la vena sat?rica y jocosa como en la vertiente gongorina. Tambi?n en el cultivo de algunos g?neros marcadamente barrocos como los poemas mitol?gicos burlescos, los aleg?ricos de car?cter clasicista, o los sonetos, romances y letrillas.

Tambi?n surge una poes?a religiosa, con ambiciones de m?stica de tres monjas de la ?poca: la sevillana Sor Gregoria Francisca de Santa Teresa, nacida en 1653, que trata los temas cl?sicos de la m?stica (ansia de Dios, amor divino, deseo de muerte...); la portuguesa, afincada en Sevilla, Sor Mar?a del Cielo que naci? en 1658, en cuyo poemas se mezclan el gusto popular y la t?cnica aleg?rica, y la madrile?a, franciscana en Granada, Sor Ana de San Jer?nimo, nacida en 1696, hija del conde de Torrepalma, mujer virtuosa y culta, cuyas Obras po?ticas (ed. p?stuma, C?rdoba, 1773), se han alabado por su sabor cl?sico y castizo.

Sor Gregoria Francisca de Santa Teresa naci? en Sevilla el 9 de marzo de 1653, Era hija de don Diego Garc?a de la Parra, bachiller en jurisprudencia, y de do?a Francisca Antonia Queinoge , de origen flamenco. Fueron diez hermanos de los que la mitad murieron en muy tierna edad, y tres de los restantes tomaron h?bitos. Sor Gregoria lo hizo a los quince a?os en el Convento de las Carmelitas Descalzas de Sevilla, donde andando el tiempo fue Priora y Maestra de novicias.

Sor Gregoria perdi? a su madre en mayo de 1678, y alg?n tiempo m?s tarde, el apesadumbrado esposo abrazaba el estado sacerdotal, diciendo su primera misa en el convento donde estaba Sor Gregoria. Esta, por orden de su confesor, escribi? una noticia de su vida, que concluy? en 1693. Estos papeles fueron abundantemente utilizados y reproducidos por su bi?grafo, Diego de Torres Villarroel, quien afirma ?en su obra Vida exemplar de la venerable madre Gregoria Francisca de Santa Teresa (1738)- que la poetisa carmelita aprendi? lat?n sin haber estudiado gram?tica por gracia divina.

En 1706 se dirigi? a la Puente de don Gonzalo, fundando all? un convento de su Orden, que regent? durante alg?n tiempo. Regres? a Sevilla donde falleci? el 27 de abril de 1736.

Sor Gregoria acoge en sus versos todos los temas de su ?poca, pero posee en los momentos m?s felices acentos propios y motivos de inspiraci?n preferentes y caracter?sticos que configuran su personalidad: la soledad y el amor: Y como dijo la poetisa m?stica sevillana: ?Mi amor ansioso te sigue / con impacientes afectos, / que es dura prisi?n del alma / la c?rcel triste del cuerpo?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

Paz, queramos paz.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 19:42
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios