Mi?rcoles, 11 de octubre de 2006
EL ACOSO SEXUAL

?No quiero
que me tapen la boca
cuando digo NO QUIERO. ?
Angela Figuera Aymerich.

UNA DE LAS EXPERIENCIAS MAS DEGRADANTES Y OFENSIVAS
QUE PUEDE SUFRIR UN TRABAJADOR

El acoso sexual es un t?rmino que describe un viejo problema. Generaciones de mujeres han sido v?ctimas de una atenci?n sexual molesta en el trabajo y de un comportamiento ofensivo basado en su sexo. Pero ha sido en los ?ltimos treinta a?os cuando se ha dado un nombre a esta conducta.

Hasta hace poco el acoso sexual era a menudo considerado como una afrenta a la que una mujer ten?a que arriesgarse para que se le permitiera trabajar. Ha habido en las dos ?ltimas d?cadas un notable crecimiento en el conocimiento del acoso sexual en el trabajo en los pa?ses industrializados, conduciendo esto a un reconocimiento general de que es un problema que debe tratarse si la promesa ofrecida por la legislaci?n sobre la igualdad de sexo se ha de cumplir. En particular, est? comenzando a surgir el consenso de que no es suficiente proporcionar una compensaci?n a una v?ctima del acoso sexual despu?s de que se haya causado el da?o, sino que se deben aplicar pol?ticas y procedimientos preventivos a nivel empresarial con objeto de reducir el riesgo de acoso sexual.

Uno de los mitos respecto al acoso sexual es que es principalmente un problema para las mujeres que se ajustan a los estereotipos tradicionales de belleza f?sica. No hay v?ctimas t?picas del acoso sexual, pero la probabilidad de ser acosado sexualmente est? m?s estrechamente asociada con la vulnerabilidad observada y la dependencia econ?mica del acosado, y no precisamente en su apariencia f?sica. S?lo el hecho de estar subordinado a alguien debido a la jerarqu?a del empleo, significa vulnerabilidad y dependencia. M?s espec?ficamente, las mujeres viudas, separadas, divorciadas, las madres solteras, las mujeres de minor?as ?tnicas, las mujeres que trabajan en trabajos predominantemente masculinos, las reci?n ingresados en la fuerza del trabajo y las mujeres con contratos precarios, son las que tienen m?s posibilidades de ser acosadas.

La investigaci?n establece sin lugar a dudas que las mujeres tienen una mayor posibilidad que los hombres de sufrir acoso sexual en el trabajo. No obstante, muchos de los estudios disponibles muestran que los hombres tambi?n pueden sufrir acoso sexual, aunque la envergadura del problema para los hombres es sustancialmente menor.

El acoso sexual es una de las experiencias m?s degradantes y ofensivas que un trabajador puede sufrir. A los que son v?ctimas, a menudo les produce sentimientos de asco, violaci?n, c?lera e impotencia. Perjudica la salud de la v?ctima. Produce estr?s f?sico y emocional. Mientras est?n en el trabajo, las v?ctimas del acoso sexual tendr?n probablemente menor productividad y estar?n menos motivadas, y de ese modo se ver?n afectadas tanto la cantidad como la calidad de su trabajo.

Las empresas sin una pol?tica y procedimientos espec?ficos para abordar los incidentes de acoso sexual quiz?s tengan que enfrentarse a problemas de absentismo, a un pobre rendimiento en el trabajo y a la p?rdida de trabajadores valiosos, as? como a la posibilidad de litigios costosos y a sentencias de indemnizaci?n a los trabajadores sometidos a acoso sexual.

Es necesario disponer de recursos legales eficaces. Sin embargo, el prop?sito principal de la mayor?a de las v?ctimas de acoso sexual, no es demandar a su empresa da?os y perjuicios sino que cese el comportamiento ofensivo, que no se repitan y est?n protegidos contra represalias por haber presentado una reclamaci?n. Por tanto, el modo m?s efectivo de hacer frente al acoso sexual es elaborar y aplicar una pol?tica preventiva a nivel empresarial. Son las mismas mujeres las que exigen ?cada vez m?s- que se les permita dedicarse a su vida laboral con dignidad. Y como dijo el poeta: ?Cuando el lenguaje es llama / que juega con su sombra, / media palabra basta, / muchas palabras sobran?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

Ser? vano el intento de humanizar las guerras. Lo humano es evitarlas.


Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 6:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios