Mi?rcoles, 11 de octubre de 2006
FRANCISCO ARIAS SOLIS
Plaza San Severiano, 2
11007 - CADIZ
Tel?fono 956 / 263131
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias



POR EL CAMBIO DE POSTURA


?La madre suspira...
El ni?o se mueve inquieto
dibujando a trav?s de los pa?os
la forma de su esqueleto.?
Federico Garc?a Lorca.

LAS MALAS POSTURAS

Las presiones de la vida merman nuestras energ?as y acumulan las tensiones en el cuerpo. La rutina cotidiana es el mayor enemigo de este aspecto puesto que adquirimos ciertos h?bitos que limitan nuestras acciones y acaban empleando una gama de movimientos por debajo de nuestras posibilidades. Hechos tan habituales como conducir, trabajar en una oficina o leer con la cabeza inclinada influyen de manera negativa en nuestro cuello por la mala posici?n que se ve obligado a adoptar durante periodos prolongados.

Lo cierto es que la sociedad actual se ha vuelto sedentaria, las personas pasan demasiado tiempo sentadas y muchos padecen dolores de cuello, hombros y espalda, lo que explica que aproximadamente un 15% de la poblaci?n sufra dolores cervicales o molestias en la parte alta de la columna.

Las dolencias de la columna tienen origen en la propia evoluci?n del cuerpo humano. El hecho de que el ser humano camine erguido, apoyado sobre dos extremidades, dio lugar a grandes transformaciones en el esqueleto.

La flexibilidad de la columna vertebral puede reducirse por el uso incorrecto, produciendo diversos trastornos en la espalda. Un giro brusco o la tensi?n excesiva en una zona de la columna pueden producir dolor en la misma y en sus m?sculos y ligamentos. Para complicar a?n m?s las cosas, el n?cleo del sistema nervioso central, la m?dula espinal, recorre la columna desde el cuello hasta la regi?n lumbar. Por tanto las afecciones de la espalda pueden producir dolor en cualquier parte del cuerpo.

Las malas posturas ocasionan innumerables problemas de orden fisiol?gico. Al no cumplir adecuadamente la columna su funci?n los trastornos pueden llegar con el tiempo a transformarse en dolores cervicales o de espalda. Por esta raz?n conviene analizar las diversas actividades que se realizan a lo largo del d?a, con el fin de limitarlas o, complementariamente, descubrir actitudes, ejercicios y terapias que ayuden a controlar el dolor cervical.
Los problemas y dolencias cervicales ser?n menores si las personas conservaran los m?sculos del tronco en condiciones ?ptimas mediante ejercicios regulares como andar, nadar o aprender a relajarse.

Las malas posturas deben corregirse enderezando los m?sculos de la espalda y el abdomen. Con el tiempo la postura correcta pasar? a ser una segunda naturaleza.

El tiempo que una persona dedica al trabajo, incluido el periodo de estudio y formaci?n, ocupa casi el 30% de su vida, por esta raz?n resulta imprescindible realizar un repaso de las situaciones que deben evitarse y antes las que hay que tomar las consiguientes precauciones.

Para concluir, resulta conveniente interrumpir moment?neamente las actividades laborales y realizar movimientos suaves del cuello, relajar los hombros y mover los brazos, al tiempo que se respira profundamente cuatro o cinco veces. Y como dijo el poeta: ?Los d?as y m?s d?as / iguales suman cero. / Rodar, rodar: inercia / del falso movimiento. / La rutina confunde / la nada con lo eterno?.
Francisco Arias Solis

e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

Ser? vano el intento de humanizar las guerras. Lo humano es evitarlas.


Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 7:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios