Mi?rcoles, 11 de octubre de 2006
MANUEL ANDUJAR ( 1913-1994)

?Tiempos de los campos.
Campos del tiempo.?
Manuel And?jar.

LA VOZ DEL PENAR

?Penar -dec?a And?jar-, es una palabra sure?a, rica y terru?era, que no dice del mismo modo ni con inflexi?n pareja en Andaluc?a que en el resto de Espa?a. Penar es un poco cante jondo?.

Manuel And?jar naci? en La Carolina, provincia de Ja?n, en 1913. Realiz? estudios en M?laga y residi? sucesivamente en Madrid, L?rida y Barcelona, lugares en los que trabaj? como funcionario administrativo. Exiliado al final de la guerra, fue internado en el campo de concentraci?n de Saint-Cyprien (Francia), pasa luego a Hispanoam?rica, fija su residencia en M?xico -aunque recorre todo el continente y reside una a?o en Chile-, donde funda, con Jos? Ram?n Arana, Las Espa?as, una de las m?s importantes revistas del exilio, y ocupa puestos directivos en el Fondo de Cultura Econ?mica. En 1967 regres? a Espa?a, residiendo en Madrid, ciudad en la que muri? en 1994.

And?jar ha abordado pr?cticamente todos los g?neros literarios: poes?a, teatro, cr?nica, ensayo, narrativa breve, novela. Es uno de nuestros m?s exigentes e importantes novelistas de nuestro siglo. Su poes?a, a la vez que canta, narra, dice e, incluso, enumera. En su discurso po?tico opta por calificativos cortantes y totales, renunciando a las im?genes, uso y abuso frecuente de los poetas andaluces.

Toda la vasta producci?n narrativa de And?jar se encuadra en un vasto ciclo titulado Lares y Penares, en el que con absoluta independencia tem?tica y clara evoluci?n formal, se realiza una interpretaci?n novelada de la Espa?a del siglo XX. Desde unos primeros libros de corte realista, de sabor tradicional, hasta sus m?s recientes obras, tentadas por nuevos moldes expresivos y por una progresiva concepci?n simb?lica del relato, la serie de Manuel And?jar es una indignaci?n profundamente ?tica del comportamiento humano del pueblo espa?ol que ha configurado su trayectoria hist?rica. De esta manera lo particular y lo social se compenetran de forma indisoluble al servicio de un mensaje profundamente humano y social.

Lares y penares (1945) se inicia con Cristal herido (1945), primera muestra novelesca de And?jar, que a pesar de ser un primer libro nos presenta un escritor de seguro instinto narrativo. Con ella da paso And?jar a una exploraci?n organizada de la Espa?a de preguerra que se realiza en la trilog?a V?speras: Llanura (1947), El vencido (1949), El destino de L?zaro (1959).

Llanura es una novela que, sin deseo de buscarle filiaciones literarias, comparte la estructura del drama rural con la de novela de asunto caciquil. El vencido nos traslada a la zona minera jienense donde Miguel consigue pasar de hijo de un modesto obrero a rico empresario, pero ello no le salvar? de su irremediable soledad, pues el triunfo econ?mico no conlleva satisfacci?n espiritual. El destino de L?zaro se desarrolla en un recinto portuario, y en la misma, la tesis social o la censura de las anteriores, cede el paso a una historia m?s particularizada en la que, por otra parte, un aliento de esperanza ha empezado a infiltrarse.

Lares y penares posee otra novela mayor Historias de una historia (1973), individualmente su libro m?s importante. Resalta en el libro ese aire de verdad que posee toda literatura aut?ntica, sobre todo porque la obra no obedece a unos esquemas previos ni a ninguna clase de manique?smo, sino a unas motivaciones.

El ciclo novel?stico de And?jar se completa con las novelas La voz y la sangre (1984) y Cita de fantasmas (1984).

And?jar publica su primera colecci?n de poes?a, La propia imagen, en 1961, en M?xico. El siguiente libro de poes?a, Campana y cadena, se edita en Espa?a en 1965. Otras obras po?ticas son Fechas de un retorno y Sentires y querencias. Entre su ensayos m?s relevantes se cuentan: La literatura catalana en el destierro y Andaluc?a e Hispanoam?rica: Crisol de mestizajes. Entre sus obras teatrales destacan: El primer juicio final, Los aniversarios y El sue?o robado. Y entre los cuentos y cr?nicas-relatos podemos citar: Los lugares vac?os, La franja luminosa, Secretos augurios, Partiendo de la angustia y Saint-Cyprien, plage. Campo de concentraci?n.

La literatura de And?jar es fundamentalmente interpretativa. En cualquier caso, y en toda su obra, resulta de vital importancia el talante ?tico del autor, que, curiosamente, no le lleva a ninguna clase de moralizaci?n. Tras un tono cr?tico, tras una palabra cruda, se ocultan siempre un gran dolor, un hondo penar y un gran amor. Esto es muy patente en una serie de poemas dedicados a Espa?a: a la Espa?a que el desterrado contempl? -entrevi?- en su realidad -no en su sue?o de desterrado- durante un breve viaje: ?Con recatado amor / y pasi?n requemada / adob?is la espera / mientras / lejanos ?rboles de ocres y cenizas / sempiternas caras cence?as, / ro?das murallas amarillas y flamantes m?quinas, / la madeja devanan / de Espa?a?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

No hagamos las paces con la guerra, ni tampoco levantemos guerras con la paz.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 22:52
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios