Mi?rcoles, 11 de octubre de 2006
EL LENGUAJE AMOROSO

?Hoy la tierra y los cielos me sonr?en,
hoy llega al fondo de mi alma el sol,
hoy la he visto... La he visto y me ha mirado...
?Hoy creo en Dios!
Gustavo Adolfo B?cquer.

LA POESIA SE HA IDO CONFINANDO EN LO PURMAMENTE ESTETICO

La poes?a da a la vida una coloraci?n sentimental. Contribuye as? a la creaci?n del campo magn?tico de la convivencia, con l?neas de orientaci?n que condicionan la tonalidad propicia de cada persona, los diversos escorzos, perspectivas, distancias, temperaturas.

Desde comienzos del siglo XX, la poes?a se ha ido confinando en lo puramente est?tico; se produjo el fen?meno que se bautiz? como la ?deshumanizaci?n del arte?. En Espa?a despu?s de Zorrilla y Campoamor, no ha habido poetas populares. Ya Rub?n Dar?o, a pesar de su genialidad y su fuerza expresiva, no lo fue, con la ?nica excepci?n de unas cuantas poes?as de fortuna excepcional y explicable. No son populares los poetas estrictamente espa?oles de la generaci?n del 98; desde luego Unamuno no lo fue, ni poco ni mucho, pero tampoco los Machado. Ni los ?del 27? , con muy limitadas excepciones (algo de Lorca, o de Alberti). Era poes?a minoritaria, de muy alto valor, para intelectuales. Despu?s, s?lo para poetas, lectores y cr?ticos de los dem?s. Y lo mismo sucede en otras lenguas.

Las generaciones ?ltimas no saben versos de memoria, a diferencia de lo que hab?a sucedido durante siglos. No llevan en su mente un repertorio de formas l?ricas. Las causas son varias; una, la cualidad de la poes?a reciente, su frecuente tendencia a lo cr?ptico, su elusi?n de las formas m?tricas y r?tmicas que ayudan a la retenci?n; otra, la presencia constante de la m?sica constante, obsesiva, ?ambiental?. En los ?ltimos tiempos se ha generalizado la ?canci?n?, con gran frecuencia reducida a una sola frase, repetida interminablemente, normalmente en medio del estruendo. La sumersi?n en esa m?sica o en la orgi?stica e irracional, sin palabras, sin significaciones, ha reemplazado a la poes?a.

Esto encierra un peligro de escorbuto sentimental por carencia de ?vitamina? l?rica. Se podr?a pensar tambi?n que la predilecci?n por los locales ensordecedores se debe a que en ellos hay una disculpa para no hablar, y se aprovecha para disimular la ?inseguridad ling??stica? que aqueja a tantos.

Todo esto tiene consecuencias decisivas para el lenguaje amoroso en la vida real. Tradicionalmente ha sido ?estimulado? por la literatura; en diversas formas, ha tenido a la espalda los modelos de la poes?a, el teatro o la novela. No es que se hablase como en estos g?neros literarios, pero de ellos ven?a una inspiraci?n, m?s o menos distante, a los que efectivamente hablaban, sin excluir a los que nunca hab?an le?do a los autores influyentes, cuya recepci?n era indirecta. Eran modelos, pautas, modificadas por los diversos niveles sociales y en ?ltimo t?rmino por la personalidad de los individuos.

Estos modelos literarios permit?an la creaci?n ling??stica original, porque, salvo casos de genialidad, no parte de cero. Es dudoso, sin embargo, que el influjo sobre el lenguaje amoroso efectivo haya sido demasiado estimulante, porque en la misma literatura hay un descenso en la expresi?n del amor.

Al menos en Espa?a, pero se puede sospechar que es un fen?meno muy general, no hay un lenguaje amoroso vigente en nuestra ?poca. Casi nadie se atrever?a a escribir un di?logo amoroso con la pretensi?n de que reflejara realmente los usos de nuestra ?poca. Si existe ese lenguaje, es minoritario, acaso singular, estrictamente personal, reducido a la propia experiencia. Seguramente cierto n?mero de hombres y mujeres usan un lenguaje amoroso aut?ntico, pero creo que con conciencia m?s o menos expl?cita de que es algo ?privado?, que no se podr?a generalizar, que parecer?a extra?o, inv?lido, inadecuado a los dem?s, en otros t?rminos, que no es un uso. Y como dijo el poeta: ? Es cuesti?n de palabras y, no obstante, / ni t? ni yo jam?s, despu?s de lo pasado, convendremos / en qui?n la culpa est?.


Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


La peor paz es mejor que la mejor guerra.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 23:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios