Jueves, 12 de octubre de 2006
PADRE JUAN AROLAS
(1805-1849)

?El arpa sobre el c?sped olvidada
con el viento sus fibras conmov?a,
y de su docto due?o enamorada
parece que lloraba su agon?a.?
P. Juan Arolas.

LA VOZ DE UN FRAILE ROM?NTICO

El P. Juan Arolas es una de esas figuras de nuestro romanticismo cuya obra. popular?sima en su tiempo, se recuerda apenas hoy. Su producci?n po?tica, recogida en tres vol?menes titulados Poes?as religiosas, caballerescas, amatorias y orientales (1860), presenta, sin embargo, algunas cualidades dignas de imperecedero aprecio.

Arolas trabajaba sin cesar y la profusi?n de sus poemas se prodigaba sobre cualquier materia, indistintamente se tratara de cuestiones religiosas, como de poemas amorosos y pol?ticos o composiciones seg?n la moda oriental, en la que fue un versificador muy experto.

Tanto trabajo intelectual, junto a su dedicaci?n como capell?n de la Escuela Normal de Maestros (desde 1842) le obligaban a un desperdigamiento excesivo de sus facultades, excitadas por la necesidad de atraer la curiosidad y atenci?n de su p?blico.

Hu?sped en su convento, m?s que fraile, la fama de Arolas, creciente desde la fundaci?n del Diario Mercantil se consolid? de forma definitiva cuando publica su primera recopilaci?n de Poes?as caballerescas y orientales (1840), de la cual se hicieron no menos de veinte ediciones vendidas entre Espa?a y Am?rica. Y, aunque hab?a dado muestras de cierta debilidad mental en los a?os precedentes, su locura estall? violentamente en 1844. A partir de la p?rdida de la raz?n, Arolas fue recluido en una celda, donde vivi? durante cinco a?os un permanente delirio.

Juan Arolas nace en Barcelona el 20 de junio de 1805. Su madre falleci? cuando el poeta ten?a cuatro a?os. Su padre comerciante contrajo segunda nupcias, y el matrimonio se traslad? primero a Reus y luego a Valencia., donde Juan Arolas, con su hermano Pablo, ingres? en las Escuelas P?as o Colegio Andresiano. En 1819, ingres? en el Noviciado de las Escuelas P?as, en Peralta de la Sal. El 23 de agosto de 1821 tom? profesi?n religiosa.

De su vocaci?n hay ciertas dudas. Sus estudios parec?an inclinarse m?s hacia lecturas profanas y los poetas de su tiempo. La lectura y la imitaci?n de los cl?sicos, as? latinos como espa?oles, eran su ocupaci?n constante y favorita. Entonces compuso las Cartas amatorias.

Una vez tomado los h?bitos, el padre Arolas fue trasladado desde Peralta a Zaragoza, a cursar estudios de filosof?a, que complet?, ya en Valencia, con los de teolog?a. Terminados sus estudios, Arolas pas? a ser profesor de sintaxis.

Si la Cartas amatorias, imitaci?n de los poetas latinos, supusieron un peque?o asombro para muchos, incapaces de explicarse c?mo Arolas conciliaba el amor mundano con el divino, la primera obra importante del escolapio La s?lfide del acueducto (1837), fue un esc?ndalo para todo el mundo. En la dedicatoria, rom?nticamente literaria, Arolas no se inhibe de explicitar su amor por una amada muerta. Verdaderamente el argumento, los amores de un cl?rigo y una mujer en el ?mbito del Monasterio de Porta Coeli, no se consider? de lo m?s edificante, ni siquiera en un momento de liberalismo exaltado como aqu?l.

Los poemas religiosos de Arolas, los m?s numerosos de su producci?n, est?n muy lejos de representar lo m?s granado de su poes?a. Son destacables, sin embargo, las composiciones tituladas ?La creaci?n?, ?El juicio final? o ?Himno religioso?. De muy otro m?rito son sus composiciones caballerescas y, sobre todo, las orientales. Ambas se presentan bien en forma de peque?os poemas, cuya naturaleza participa de lo l?rico y lo descriptivo, o bien, ofrecen una mayor extensi?n y desarrollo; las primeras son las m?s cuidadas po?ticamente y las de mayor inter?s literario, ?Jida y Kaled?, ?La sultana?, ?El har?n?... Es con todo, en la poes?a de corte amoroso en la que Arolas consigue sus mayores logros y en la que muestra una mayor significaci?n rom?ntica; el amor es para el poeta catal?n origen de la felicidad, del desenga?o, del dolor y, sobre todo, es el s?mbolo de la aspiraci?n vehemente e inalcanzable, ?Plegaria?, ?La cita?, ?El encanto?, o, la m?s recordada de todas ellas, ?A una bella?, y es en esta cuerda amorosa en la que Arolas alcanza esa nota personal que le ha distinguido entre sus contempor?neos.

Sus fuertes dolores de cabeza, que le llevaban a desgarrarse las ropas y golpearse contra los muros, terminaron con una apoplej?a fulminante que en Valencia acab? con su vida el 23 de noviembre de 1849.

Su famoso poema ?S? m?s feliz que yo? figura entre ?Las cien mejores poes?as l?ricas de la lengua castellana?, escogidas por Men?ndez Pelayo, entre lo mejor de la literatura espa?ola antigua y moderna.

Arolas fue poeta de gran aptitud para el revestimiento ex?tico y consigui? poemas de una notable sensorialidad dionis?aca. Fue un maestro en las composiciones de tipo oriental y amoroso. Y como dijo el poeta:??Qui?n los podr? seguir en su carrera? / Su juramento es fiel, su amor es fuerte, / el ?rido desierto los espera / y la noche es m?s negra que la muerte?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


La paz pide una oportunidad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 4:27
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios