Jueves, 12 de octubre de 2006
AQUILINO DUQUE

?Lejos quedaba Espa?a. Una vez m?s
se cumpl?a el destino de sus hijos:
andar errantes, morir solos,
y hablando de ella, por supuesto.?
Aquilino Duque. Una visita a Le?n Felipe.

LA VOZ DE LA TRADICI?N POETICA ANDALUZA

Pocos poetas tan conscientes de su tradici?n como Aquilino Duque. Esta tradici?n de poes?a andaluza asumida por Duque comienza en B?cquer, se contin?a en el modernismo (Juan Ram?n y ambos Machado) y la generaci?n del 27 (Lorca, Aleixandre, Cernuda, Prados, Altolaguirre, Hinojosa, Rejano y Alberti) y ha llegado viva a nuestros d?as. Esta seguridad de pertenecer a una tradici?n nos ayuda a comprender la perfecci?n de la obra de Duque. Nos ayuda a comprender c?mo influyen en su obra, con armon?a y sin estridencia, neopopularismo, creacionismo y modernismo.

Los cuatro primeros libros de poes?a de Duque est?n recogidos en el volumen Los cuatro libros cardinales. Estos cuatro libros son La calle de la luna (1958), El campo de la verdad (1968), De palabra en palabra (1968) y El invisible anillo (1971).

Con De palabra en palabra, Duque se alinea ?desde luego a su personal modo y manera- con sus compa?eros de generaci?n (Valente, Caballero Bonald, etc.) que ha sido llamada por algunos estudiosos ?generaci?n del realismo cr?tico?. En Aire de Roma andaluza, el humor ?que hab?a sido una caracter?stica de la poes?a de Duque- se convierte con frecuencia en sarcasmo. Como poeta barroco y conceptista, Duque maneja la palabra con precisi?n y exactitud, y emplea la paradoja y la s?tira. Su verso arranca un punto tr?gico, fatalista, ?jondo?, resuelto en melancol?a.

Este sevillano nacido el 6 de enero de 1931 es una de las personalidades m?s complejas, fascinantes y contradictorias de nuestro ultimo siglo en la intelectualidad espa?ola. Realiz? estudios jur?dicos en Sevilla, Cambridge y Dallas. Ha sido profesor de Lengua Espa?ola en diversas universidades extranjeras. Vivi? en Ginebra y en Roma, como funcionario internacional, de 1961 a 1975.

Excepcional poeta, novelista, polemista y traductor es el suyo un caso dif?cilmente ?homologable? para la cr?tica literaria. Ha obtenido el Premio Leopoldo Panero de poes?a en 1968, el Premio Ciudad de Sevilla de novela en 1970, el Premio Fastenrath de la Real Academia Espa?ola y el Premio Nacional de Literatura en 1975.

En posesi?n de un bagaje cultural ins?lito entre nuestros escritores, Duque ha asumido el reto y el riesgo que supone intentar conciliar historia y naturaleza. En su libro El mito de Do?ana encontramos l?cidas y relampagueantes observaciones, a las que no podemos menos que reconocerles su profunda honestidad y una sincera preocupaci?n por el futuro comunitario.

Desde su punto de vista burgu?s y liberal, Duque es capaz de comprometerse como pocos, haciendo o?r su voz disidente que, con frecuencia, no agrada a tirios ni a troyanos. ?Hay dos maneras de ser conservador ?ha dicho este escritor- como hay dos formas de ser progresista, lo cual es tanto como decir que es posible ser progresista y conservador al mismo tiempo?.

La nostalgia del mundo liberal, constituye el tel?n de fondo sobre el que desarrolla su novela. As? la nostalgia del C?diz festivo y bullanguero ?la belle ?poque gaditana- de finales del XIX y comienzos del XX, es el escenario sobre el que se mueven los personajes de Operaci?n Marab? (1966), Los consulados del m?s all? (1966), y, en parte, de Los agujeros negros. Un mundo cosmopolita m?s al pie de la letra belle ?poque, aunque situado en nuestro pasado, informa la acci?n de La linterna m?gica (1971) y La rueda de fuego (1971). En El mono azul (1974), novela que fue finalista en el premio Nadal, intenta realizar un alegato contra nuestra guerra civil, aunque se convierte en una historia de buenos y malos. Entre sus novelas, tambi?n hemos de citar: La luz de Estoril y M?scaras furtivas. Ha publicado en 1999, Su poes?a incompleta Es autor de libros de ensayos y de viajes entre los que destacan El suicidio de la modernidad, El cansancio de ser libres y Gu?a Natural de Andaluc?a (2001). En 1993 public? su libro de memorias El rey mago y su elefante. Entre sus traducciones destacan la de los Poemas, de Roy Campbell ,y la de Los Lusiadas, de Camoens. Su dos ?ltimos libros han sido una novela: El piojo rojo, y Cr?nicas anacr?nicas (2003), recopilaci?n de escritos period?sticos aparecidos en El Correo de Andaluc?a.

Aquilino Duque se considera un burgu?s, pero no un burgu?s vergonzante, porque en ?l no hay asomo de mala conciencia . La autenticidad es innegable en la obra de Duque, como lo es tambi?n la calidad literaria. Y como dijo el poeta sevillano: ? As? sabr?s qui?n iba entre tanto fugitivo, / y si amas a Espa?a, y si buscas su gloria, / pide para tus sienes no el laurel: el olivo. / Ven a hablarnos de paz, pero no de victoria?.


Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


La paz pide una oportunidad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 6:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios