Jueves, 12 de octubre de 2006
LOUIS PASTEUR
(1822-1895)

?Desafortunados los cient?ficos que s?lo
tengan en la cabeza ideas claras?.
Louis Pasteur.


LA VOZ DEL PADRE DE LA BIOLOG?A MODERNA

Despu?s de m?s de cien a?os de aquel 28 de septiembre de 1895, en que tuviera lugar su muerte, en Villeneuve-l?Etang, todav?a permanece sin duda, la leyenda Pasteur. Louis Pasteur un sabio, un h?roe, una especie de santo laico cuyos descubrimientos han aliviado los sufrimientos de la humanidad, una figura merecedora del reconocimiento sempiterno de todo el g?nero humano. La obra de Pasteur contin?a salvando vidas muchos a?os despu?s de su fallecimiento.

Sin miedo a exagerar, se puede afirmar que Louis Pasteur abri? el camino de la biolog?a moderna y muy especialmente de la microbiolog?a y de la inmun?loga, con lo que revolucion? el mundo de la medicina. Curiosamente el genio de la medicina no era m?dico, sino qu?mico. Su mente ordenada y anal?tica super? dos obst?culo importantes: las dificultades que conllevaba una disciplina cient?fica nueva como era el estudio de los microbios y el rechazo y las dudas que desencaden? entre m?dicos y veterinarios su intromisi?n.

Louis Pasteur naci? el 27 de diciembre de 1822 y curs? estudios superiores hasta ser profesor de Qu?mica en la Universidad de Estraburgo. All? se cas? con Marie Laurent, hija del rector de la Universidad de Alsacia. El matrimonio tuvo cuatro hijas y un ?nico hijo var?n. Los Pasteur sufrieron el azote que por aquel entonces flagelaba a todas las familias: de sus cinco hijos s?lo sobrevivieron dos. Las enfermedades infecciosas infantiles, a las que tanto contribuir?a a vencer con sus estudios, se cobraron un dur?simo tributo en la familia del profesor de qu?mica.

En el mismo a?o que Darwin publica la primera edici?n de su obra El origen de las especies, en 1859, Louis Pasteur comienza los experimentos que le llevar?n a concluir sin lugar a dudas que no puede darse la generaci?n espont?nea de los organismos vivos, inaugurando uno de los descubrimientos que conforman la revoluci?n pasteuriana, una de las m?s importantes en la historia de la biolog?a. Y el descubrimiento de la estructura de la materia org?nica tiene en su obra un lugar clave, que le califica como pionero en la historia de las ciencias de la vida, que aplicar? en su ?ltima etapa a la b?squeda de vacunas.

En su discurso ante la Sociedad Central de Medicina Veterinaria en 1889, declar?: ?Mi carrera cient?fica comprende tres periodos que aparecen bien diferenciados desde un principio. De 1847 a 1857 me ocup? especialmente de cristalograf?a; de 1857 a 1877 estudi? las fermentaciones y los fermentos; desde 1877 me dedico sobre todo a las enfermedades infecciosas?. ?C?mo pudo pasar de un campo a otro, siendo en apariencia tan dispares? Pasteur conoc?a la respuesta. Se trata, en efecto, de una ?nica cuesti?n: la estructura ?ntima de la materia viva, su terreno preferido y b?sico de su acci?n, el de sus grandes descubrimientos.

El requisito indispensable para acercarse a lo viviente con garant?as de ?xito era poder ver la vida. Ciertamente para estudiarla, deb?a ser posible, al menos en cierta medida verla. Pasteurr populariz? el t?rmino microbio (vida diminuta) para todas aquellas formas de vida microsc?pica, vegetal, animal y bacteriana. Pero, pronto, el vocablo se aplic? a la bacteria, que por entonces empezaba a adquirir notoriedad.

Louis Pasteur fue el primero en establecer una conexi?n definitiva entre microorganismos y la enfermedad fundando la moderna ciencia de la microbiolog?a. Los g?rmenes ten?an influencia en la vida diaria, en las actividades de industria humana, que padec?a sus indeseadas consecuencias.

En 1861, Louis Pasteur logr? demostrar para desesperaci?n de sus enemigos, que un germen no puede tener como origen m?s que otro germen, que la vida procede de vida preexistente.

Pronto comenz? a asesorar a diversos hospitales acerca de las t?cnicas est?riles ?hervir el instrumental quir?rgico y esterilizar los vendajes- para impedir la infecci?n y, con frecuencia, una muerte que era as? evitable. En el decenio, de los setenta, Pasteur profundiz? en su concepci?n de la unidad bioqu?mica fundamental de los procesos de vida, insistiendo en la analog?a o semejanza entre la fermentaci?n, la putrefacci?n y la infecci?n.

El 28 de abril de 1881 realiz? la prueba de su vacuna con unas cepas de virulencia atenuada del bacilo del carbunco. Pasteur sigui? desarrollando vacunas contra otras enfermedades (c?lera de las gallinas, erisipela de los cerdos). Pasteur dedic? el ?ltimo periodo de la rabia que culmin? con el descubrimiento de una vacuna que cambiar?a el pron?stico de esta mortal enfermedad extendida por todo el mundo.

Pasteur era independiente y consecuente, una fuerza tranquila que no ten?a inconveniente en poner cada cosa en su sitio. Los descubrimientos de Pasteur han salvado millones de vidas y han ahorrado a la humanidad inmensos, incalculables dolores. Sus atrevimientos, su osad?a, su tes?n, la riqueza de sus instituciones nos revelan que Pasteur fue sin ambages un verdadero genio en el universo de la ciencia. Y como dijo este gran observador de la vida: ?En el campo de la observaci?n, el azar solamente favorece a los esp?ritus preparados?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

No disparar donde haya ni?os. Stop.
En la gloria no necesitamos m?s ?ngeles.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 22:13
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios