Viernes, 13 de octubre de 2006
EL DIF?CIL ARTE DE ENVEJECER

?El tiempo que ibas contando
por a?os, meses y d?as,
por horas y por minutos,
era el tiempo que perd?as.?
Jos? Bergam?n.

MUCHOS A?OS POR DELANTE

La salud supone el primer problema en el orden de prioridades de los espa?oles mayores de 65 a?os. La soluci?n est? en proporcionarles una informaci?n completa y animarles a participar alegre y activamente en el mantenimiento de su propio bienestar, para que puedan participar con ilusi?n y entusiasmo en el fest?n de la vida.

Un 13% de la poblaci?n espa?ola, m?s de cinco millones de personas, tiene m?s de 65 a?os de edad. Son oficialmente ancianos a los que se le compra la inactividad por unas cuantas monedas, a lo que es lo mismo, una pensi?n de jubilaci?n. Pero se da la circunstancia de que cuando les llega la hora de la jubilaci?n les queda muchos a?os por delante. La esperanza de vida media de una persona de 65 a?os es hoy, en Espa?a, de 18 o 19 a?os si es mujer y de 13 o 14 a?os si se trata de un hombre.

Este 13% de la poblaci?n aparece destacado en primer lugar en muchos de los ?ndices relacionados con la salud. Es el que consume mayor n?mero de medicamentos muchos de ellos innecesarios, cuando no nocivos. Es el que genera m?s consultas m?dicas ambulatorias y m?s ingresos hospitalarios; el que tiene estancias m?s prolongadas durante esos ingresos y, en definitiva, se convierte, aunque con frecuencia no sea as? reconocido, en el protagonista principal de cualquier sistema de salud. Sin embargo, se debe tener bien claro que ?envejecer? no es sin?nimo de ?enfermar?. Se es joven mientras se vive con ilusi?n y se es viejo, cualquiera que sea la edad, cuando cuenta m?s el pasado que el futuro.

Adem?s los problemas de salud en el caso del anciano van indisolublemente ligados a otros, como pueden ser los econ?micos o los de abandono y soledad, de los que no pueden separarse a la hora de intentar resolverlos.

El dif?cil arte de envejecer es tambi?n el arte de quedarse s?lo. Frente al aburrimiento y la apat?a hay que cultivar la capacidad de entusiasmo. No hay mayor deleite que envejecer aprendiendo.

La persona mayor no puede seguir manteniendo una actitud pasiva ante el problema que m?s le importa: su propia salud. Debe y puede exigir sus derechos. Tiene adem?s una enorme fuerza para hacerlo. Fuerza moral derivada de un elemental principio de justicia basado en una vida donde han predominado mucho m?s el dar que el recibir.

El derecho a tener una buena salud, orientada con criterios espec?ficos, es algo que se le debe al anciano. S?lo de esta manera dejar? de estar discriminado y podr? llenar de vida esos a?os que tiene por delante. Y es que, como dijo el poeta: ?Ni t? sabes ni yo s? / ni nadie supo ni sabe / el porqu? ni el para qu? / de que la vida se acabe?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

No disparar donde haya ni?os. Stop.
En la gloria no necesitamos m?s ?ngeles.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 3:18
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios