Viernes, 13 de octubre de 2006
JOSE NOGALES
(1860-1908)

??Valiente soldado del Arte,
adi?s, que luego nos veremos!...
Tambi?n nosotros pronto iremos
con nuestra m?sica a otra parte.?
Manuel Machado. A Jos? Nogales.

LA VOZ DEL PERIODISMO MODERNO

Jos? Nogales ten?a sentido period?stico. Para un escritor tener sentido period?stico, en estricto sentido, es tener sentido del tiempo; del tiempo que vive y del tiempo en que vive (esto es, del tiempo suyo y del tiempo de los dem?s; del tiempo de todos y de su tiempo propio).

Jos? Nogales Nogales nace en Valverde del Camino, provincia de Huelva, el 21 de octubre de 1860. Sin embargo, ?l se consideraba natural de Aracena. Su padre era notario. En Aracena estudia las primeras letras y marcha a Sevilla a estudiar Bachillerato. All? comienza la carrera de Leyes. Nogales compaginar?a sus estudios con el trabajo en los semanarios El L?tigo y El Pensamiento Moderno. Antes de terminar la carrera, Nogales se marcha con unos amigos a Marruecos, en un nav?o contrabandista. ?Fui a Marruecos a pasar unas semanas ?nos cuenta Nogales- y pas? algunos a?os?.

En uni?n de un industrial ingl?s, Trinidad G. Absines, Nogales funda, dirige y realiza, pr?cticamente en solitario, casi dos a?os, el que fue el primer peri?dico de Marruecos, Al-mogreb Alaksa (El Lejano Occidente). Este peri?dico semanal sigui? viviendo hasta bien entrado el siglo XX, en que se transform? en el Tangier Gazette.

Nogales inicia en el peri?dico marroqu? una campa?a contra la venta de esclavos que se practicaba en las plazas p?blicas. Es tanta la insistencia del periodista onubense, que los representantes europeos formularon ante su majestad xerifiana, una en?rgica protesta por estos espect?culos de lesa humanidad, consiguiendo que la esclavitud fuese abolida. El Gobierno portugu?s condecor? a Nogales por esta campa?a de humanidad y justicia.

En 1844 Nogales vuelve a Espa?a. Termina la carrera de Leyes y se establece en Huelva donde ejerce como abogado.

Desde el diario la Coalici?n Republicana emprende una campa?a contra los m?todos de explotaci?n de la Compa??a de R?o Tinto, cuyo procedimiento de calcinaci?n de las piritas produc?a unos humos que asolaban, poco a poco, todos los terrenos agr?colas sobre los que se posaban. Nogales consigue que la Compa??a modifique sus sistemas y que abone las indemnizaciones a los perjudicados.

En los a?os finales de siglo Jos? Nogales es secretario del Ayuntamiento de Niebla, bibliotecario de la Diputaci?n Provincial de Huelva, se casa, y se dedica reposadamente a escribir. Aparecen sus primeros libros Mosaico, Leyendas y tradiciones de la Sierra y Nuevas cartas del Caballero de la Tenaza.

Las calidades literarias de Nogales se muestran en toda su belleza en los cuentos, art?culos y relatos cortos. Las tres cosas del t?o Juan es su cuento m?s conocido. Funda y dirige la edici?n sevillana de El Liberal. De all? pasa a la redacci?n del de Madrid, donde ya vivi? pr?cticamente sin interrupci?n. Publica dos novelas de costumbres andaluzas: Mariquita Le?n y El ?ltimo patriota.

El escritor describe en Mariquita Le?n un pueblo corrompido por la tiran?a y falta de honradez de tres caciques que intentan aniquilar el poder de la protagonista, rica terrateniente llegada a la cumbre de la jerarqu?a aldeana por medios honrados. Nogales alude a la corrupci?n del sistema electoral. Los caciques presionan a los aldeanos para que voten a favor del candidato que les designan.

En escritos de su madurez encontramos estas pinceladas sobre la dram?tica situaci?n de los jornaleros en Andaluc?a. ?El pueblo, la masa trabajadora ?escribe Nogales- va despertando en fuerza de latigazos y merced a extra?as direcciones. El concepto de la propiedad es all? absolutamente feudal. Los hombres son para la tierra, no la tierra para los hombres. Y esta antigua concepci?n del derecho, que a?n nos dan en las Universidades, donde se estudia m?s derecho romano que derecho espa?ol, hace que el jornalero se le considere como un apero de labranza a la entera disposici?n del se?or de la tierra, no como un colaborador de imprescindible necesidad. El jornal supone la cantidad m?nima suficiente para la sustentaci?n del jornalero. La diferencia, entre el antiguo esclavo y el moderno jornalero consiste en que para el esclavo se se?alaba la cantidad m?xima de alimentaci?n, toda ella en especie: al jornalero la m?nima, y se le suele suministrar en especie y dinero?.

A los 47 a?os, Nogales pierde la vista, por una doble catarata , poco despu?s el 7 de diciembre de 1908, muere Jos? Nogales en su casa de Santa Engracia en Madrid. Manuel Machad nos dej? estos versos: ?En la hora mala / de tu partida, compa?ero, / nos peguntamos unos a otros / cuando nos tocar? a nosotros...?

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

No disparar donde haya ni?os. Stop.
En la gloria no necesitamos m?s ?ngeles.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 3:42
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios