Viernes, 13 de octubre de 2006
EL FUMADOR PASIVO

?Un d?a m?s ya es un milagro.?
Gloria Fuertes.

MAS DE CINCO SIGLOS SOMETIDO AL HUMO DEL TABACO

Todo empez? hace algo m?s de cinco siglos con un amistoso regalo de los indios a los descubridores. Aunque nos conste que Rodrigo de Jerez fue quien trajo el tabaco a Espa?a. Los espa?oles pronto hicieron uso de esas ?hojas mustias y secas?, como describiera Crist?bal Col?n en su diario de a bordo a la Nicotiana tabacum, por la ?especie de borrachera? que produc?a la inhalaci?n de su humo.

Cinco siglos m?s tarde el consumo de tabaco es considerado como una de las mayores plagas sanitarias, causante directo de la muerte de millones de personas en todo el mundo. El tabaquismo es el factor m?s importante de muerte prematura a prevenir en los pa?ses occidentales, haci?ndole responsable del 15 por ciento de las muertes prematuras.

Actualmente se considera que casi la tercera parte, un 30 por ciento de todas las muertes de c?ncer son atribuibles en mayor o menor medida al tabaco e igualmente se le considera responsable del 75 por ciento de los casos de bronquitis cr?nica y del 25 por ciento de los de cardiopat?as.

Si bien es verdad que los espa?oles llevamos pocos meses ?dejando de fumar?, parece que ya se vislumbran los primeros frutos, observ?ndose una tendencia descendente en el consumo del tabaco. No obstante, Espa?a sigue ocupando junto a Chipre y Grecia, un liderazgo entre los pa?ses de la Uni?n Europea con mayor n?mero de fumadores dentro del ranking mundial que encabezan, por este orden, Chipre, Grecia, Cuba, Canad? y Estados Unidos y Espa?a con un consumo anual por persona entre 2.500 y 3.000 cigarrillos.

Entre los cerca de 4.000 compuestos conocidos que est?n presentes en el humo de tabaco, una gran parte de ellos posee potencial mut?geno y carcin?geno. Hoy est? plenamente demostrado que ciertas sustancias, como la nicotina o el alquitr?n y el mon?xido de carbono son peligrosos para la salud. Los compuestos cancer?genos e irritantes del alquitr?n son responsables de la patolog?a respiratoria de los fumadores, mientras que la nicotina y el mon?xido de carbono son responsables del aumento del riesgo cardiovascular.

Frente al consumo de otras drogas la drogodependencia del tabaco fumado presenta adem?s un grave inconveniente, ya que, no s?lo mina la salud de los usuarios, sino tambi?n, de las personas del entorno, que inhalan involuntariamente el humo del tabaco.

La mayor parte del humo que inhalan los fumadores pasivos procede de la llamada corriente secundaria que se origina cuando el cigarrillo, puro o pipa se consumen por s? s?lo sin mediar aspiraci?n del fumador. El an?lisis de la corriente secundaria ha puesto de manifiesto que la concentraci?n de determinadas sustancias cancer?genas es muy superior a la hallada en la corriente principal o corriente de humo que se genera cuando el fumador aspira y que circula a trav?s del cigarrillo hasta llegar a la boca.

Por otro lado, se ha podido precisar que un fumador pasivo que se halle expuesto al humo del tabaco durante una hora, puede llegar a inhalar la cantidad equivalente al consumo de 2 o 3 cigarrillos, dependiendo eso s?, de la cantidad de humo ambiental y de la ventilaci?n del local. Todo ello significa que en determinados casos el fumador pasivo puede hallarse expuesto a la acci?n de cantidades superiores de componentes nocivos del tabaco a las que est? expuesto el propio fumador activo. Se calcula que en Espa?a habr?a unos cinco millones de no fumadores que inhalan pasivamente una cantidad de humo equivalente como m?nimo al consumo de 3 a 6 cigarrillos.

Centr?ndose en la relaci?n tabaquismo pasivo y c?ncer, algunos trabajos recientes han mostrado que los hijos de padres fumadores presentan un riesgo de padecer c?ncer un 50 por ciento mayor que los ni?os de padres no fumadores. Indiscutiblemente, el fumador pasivo que m?s sufre el azote del tabaco es sin duda el ni?o que se est? formando en el claustro materno.

Hace unos pocos meses han comenzado a soplar ?nuevos aires? sin humo de tabaco, y, contra viento y marea, se ha puesto en marcha la aplicaci?n de la Ley Antitabaco. Los fumadores pasivos esperan de esta Ley que llegue el ?aire prometido?, tras cinco siglos de sometimiento al humo de tabaco, y , que se respete el derecho a respirar aire no contaminado con humo de tabaco en lugares p?blicos y en el ?mbito laboral. Aunque, como dijo el poeta: ?El final / no se sabe hasta el final?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

No disparar donde haya ni?os. Stop.
En la gloria no necesitamos m?s ?ngeles.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 4:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios