Viernes, 13 de octubre de 2006
JOSE MANUEL PABON
(1892-1978)

?Serrana de la alegr?a,
esquiva como tu sierra,
casta como la peon?a,
que llaman en esta tierra
rosal de Santa Mar?a.?
Jos? Manuel Pab?n.


LA VOZ DEL PROFESOR POETA

En sus poemas hay lozan?a y maestr?a, finalidad y fluidez, desenvoltura e inspiraci?n: caracter?sticas todas ellas de una determinadas maneras andaluzas en las que hay que insertar a Jos? Manuel Pab?n. Una Andaluc?a distinta a la del t?pico pero m?s aut?ntica. En los poemas de Pab?n, la tierra tiene un valor esencial como acontec?a en Virgilio o en Horacio: la tierra o el agua, que viene a ser lo mismo, es el elemento esencial en la literatura grecolatina.

Jos? Manuel Pab?n y Su?rez de Urbina nace en Sevilla en 1892. Bachiller con los jesuitas del Puerto de Santa Mar?a. Estudiante en Sevilla y en Granada, comienza como tantos otros la carrera de Derecho para dedicarse exclusivamente a la de Filosof?a y Letras. Catedr?tico de Lat?n en los Institutos de Zaragoza y Baeza. Posteriormente gana la c?tedra de Lengua y Literatura latinas de la Universidad de Salamanca y, finalmente, la de Lengua griega de la Universidad de Madrid. En colaboraci?n con Eustaquio Echauri da la a la estampa un Diccionario de griego-espa?ol que manejan los j?venes estudiantes que se acercan a los estudios cl?sicos.

Pab?n ha sido en nuestra ?poca, traductor de Homero al espa?ol; tambi?n de Plat?n, de Salustio, de Cicer?n o de Tuc?dedes. Y publica en Barcelona, en 1940, un libro de poemas bajo el t?tulo de Poemas de la ribera. En este libro Pab?n canta al pueblo sevillano de Villanueva del R?o en el que pas? su juventud. En Pab?n conviven muchas cosas y el poeta recuerda a sus mayores ?todos de la ciudad, de la aldea, / Marqueses y pastores, / que daban al consejo a sus menores / en alto solio o en sill?n de nea?. El decir popular de un San Mat?as que iguala las noches y los d?as, haciendo entrar el sol por las umbr?as, le sugiere un poema ?gil y vivo: ?Vas de santo delantero / por el a?o; / alegra al ovejero y al reba?o. / Entra el sol por las umbr?as, / San Mat?as!?.

Su pluma toc? todos los registros de la public?stica normal de un profesor espa?ol: manuales, enciclopedias, diccionarios, libros, art?culos en revistas de alta divulgaci?n y en especializadas, alguna que otra espor?dica aparici?n en la prensa diaria.

Sus dotes de gran poeta le ayudaron grandemente en su percepci?n de los valores literarios del pasado grecolatino. Am? a su suelo natal. Las tierras, los paisajes tan humanizados en Andaluc?a fueron cantados por ?l en versos de tersura formal y hondo contenido. Vivi? en continua saudade de su Sevilla, de su Granada, de su Villanueva del R?o, de su Baeza; dese? lo mejor para sus gentes. A su muerte, acaecida en 1978, y como sucede siempre aqu?, estas le pagaron con impenetrable silencio y hosquedad. Cerca de la Villa y Corte reposan sus cenizas. Y en el silencio del olvido quedan versos como estos: ?Oh tierra que mis abuelos con su sangre regaron, / oh tierra que mis padres con sus manos labraron, / oh tierra que los unos ganaron al moro / y los otros vistieron con el manto real de las espigas de oro?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

No disparar donde haya ni?os. Stop.
En la gloria no necesitamos m?s ?ngeles.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 4:21
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios