S?bado, 14 de octubre de 2006
LUPERCIO LEONARDO DE ARGENSOLA
(1559-1613)

?Mal que tiene la muerte por extremo
no le debe temer un desdichado;
mas antes escogerle por partido.

La sombra sola del olvido temo
porque es como no ser un olvidado
y no hay mal que se iguale al no haber sido?
Lupercio Leonardo de Argensola.

LA VOZ DE LA POESIA CLASICISTA

Lupercio Leonardo de Argeensola, al igual que su hermano Bartolom?, es un representante genuino de la poes?a acad?mica y clasicista del Renacimiento, y aunque en algunas ocasiones se permite peque?as libertades, la impresi?n final es siempre la de haber le?do una obra llena de gravedad y resonancias cl?sicas. Valores morales y modelos cl?sicos constituyen el objetivo del poeta, que lima sus versos con el mismo especial cuidado con que evita que se desborden en el lujo metaf?rico de la poes?a de su tiempo. Consigue as? una poes?a de severa correcci?n, digna y elegante. Lope dijo de los hermanos Argensola que ?parece que vinieron de Arag?n a reformar en nuestros poetas la lengua castellana?, y la frase, que ha hecho fortuna, es cita inevitable.

Entre los mejores poemas de Lupercio Leonardo se halla A la esperanza que figura entre ?Las cien mejores poes?as l?ricas de la lengua castellana?, escogidas por Men?ndez Pelayo, entre lo mejor de la literatura espa?ola antigua y moderna.

Lupercio Leonardo de Argensola, el mayor de los dos hermanos, naci? de Barbastro, provincia de Huesca, el 14 de diciembre de 1559. Fue secretario de duque de Villahermosa y luego de la emperatriz Mar?a de Austria. Fue nombrado cronista de Arag?n , y en calidad de secretario de Estado y Guerra del conde Lemos, virrey de N?poles, residi? por alg?n tiempo en dicha ciudad, donde muri? en marzo de 1613.

Lupercio, al igual que su hermano, se hab?a educado en al tradici?n de los poetas cl?sicos, sobre todo en Horacio y Juvenal. De su frecuentaci?n adquiri? el gusto por la sobriedad y la medida, y tambi?n la propensi?n al didactismo filos?fico, moral y religioso, siempre estimado como la nota m?s caracter?stica de su poes?a. Y, sin embargo, este poeta doctrinal parece que nunca cultiv? la poes?a como una fundamental ocupaci?n: ?era antes que nada un secretario, un historiador?. Jam?s consinti? imprimir ninguno de sus versos. En los ?ltimos d?as de su vida quem? cuantos manuscritos de su poes?a tuvo a mano; de ello nos certifica su hermano Bartolom?, y el propio hijo y editor del poeta en carta al rey que encabeza la edici?n de las Rimas de su padre y de su t?o declara que ?... el Secretario Lupercio Leonardo, mi padre, i el Doctor Bartolom? Leonardo, su hermano, evitaron siempre la impresi?n de sus versos, no afectando humildad... sino porque nunca se dieron a este g?nero de letras con otro fin m?s que exercitar el ingenio...?

Lupercio Leonardo destac? sobre todo en el cultivo del soneto (113 de las 153 composiciones po?ticas conservadas ?incluidas las tragedias- lo son), aunque lo maneja con alguna desigualdad. Los sonetos m?s famosos, y mejores, son los de total inspiraci?n cl?sica y horaciana; sobre todo el que comienza: ?Quien voluntariamente se destierra / y dexa por el oro el patrio techo...?. Entre las ep?stolas son famosas. ?Hay un lugar en la mitad de Espa?a ...? (descripci?n de Aranjuez) y ?En esta enfermedad tan importuna?. Cultiv? el teatro con poca fortuna, y sus tragedias Filis (hoy perdida), y Alejandra e Isabella son de escaso valor, aunque se ajustan totalmente a los preceptos cl?sicos. Se interes? tambi?n por la historia, escribiendo un informe, preciso y riguroso, sobre los sucesos 1590-1591 en Arag?n, y reuniendo material sobre su regi?n en la ?poca musulmana.

En todas las composiciones de Lupercio Leonardo de Argensola, junto a la huella horaciana hay siempre una nota grave y realista, que el poeta recibe del esp?ritu de su regi?n. As? el soneto: ?Imagen espantosa de la muerte, / sue?o cruel no turbes m?s mi pecho, / mostr?ndome cortado el nudo estrecho, / consuelo s?lo de mi adversa suerte...?

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

Ser? vano el intento de humanizar las guerras. Lo humano es evitarlas.


Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 6:44
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios