S?bado, 14 de octubre de 2006
AUSIAS MARCH
(1397-1459)

??Cu?ndo ha de ser que la muerte no tema?
Eso ser? cuando en tu amor me inflame.
Previo es tener en muy poco a la vida
y que por Ti la menosprecie entera.?
Ausi?s March.

LA VOZ EMOCIONADA DE UN GRAN TROVADOR

Ausi?s March nace en Gand?a , en el reino de Valencia, hacia 1397 y muere en Valencia el 4 de noviembre de 1459. Pertenec?a a la rama valenciana de una familia catalana, los March, de fuerte tradici?n literaria. Adem?s nuestro poeta se cas? con Isabel Martorell, hermana de otro gran autor valenciano, Joanot, quien escribi? la novela de caballer?a Tirant lo Blanch, pero el matrimonio dur? apenas tres a?os por muerte de la esposa; muerte que motiv? un pleito contra March por parte de uno de sus cu?ados.

March mantuvo por largos a?os el t?tulo de halconero mayor de Alfonso el Magn?nimo. T?tulo algo m?s que honor?fico porque parece que gust? intensamente de este deporte nobiliario. Se cas? cuarent?n tuvo unos cuantos hijos naturales y am?, no sabemos con qu? constancia a una o varias amadas imposibles. De una de ellas conserv? el sabor de ceniza, el gusto de la muerte. De otra, la decepci?n de encontrarla demasiado viva. La verdadera amada, fue, probablemente la invenci?n.

March es el mejor poeta de la literatura catalana antigua. Su obra po?tica, formada por 128 cants, la abonan tres influencias: la de los trovadores, cuyos versos hab?a encontrado en la biblioteca de su padre Pere March; la aristot?lica y escol?stica y la de la poes?a trascendentista italiana. Cuando March contempla el amor, la mujer no es el ideal aquel de los trovadores, sino algo humano, real, que tiene contactos con el mundo y la religi?n; de ese acercamiento nace la distinci?n entre el amor verdadero y el falso, entre la sensualidad y la sensatez, o dama ?plena de seny?. Los Cants d?amor en que celebra a Teresa Bou, a quien como Petrarca a Laura conoci? en una iglesia el d?a de Viernes Santo, a?nan amor y religiosidad. En los Cants de mort la muerte es aludida como una amenaza o peligro, pero luego surge el temor por motivos derivados de su platonismo er?tico, ya que al morir, morir? el dolor en que el enamorado se satisface: canto de amor, dolor y muerte, cuando fallece la amada; en vez de resolverse en c?lera.

Actualmente se conserva un corpus de poes?a marquiana de unos diez mil versos. La gran edici?n de Amed?e Pag?s, Les obres d?Auzi?s March, (1912), consigui? enumerar todos los poemas y eliminar la clasificaci?n tem?tica que se ven?a utilizando desde el Renacimiento.

Entre los poetas de indudable influencia marquiana se encuentran: Bosc?n, Garcilaso, Fray Luis de Le?n, Gutierre de Cetina, y Fernando de Herrera. Honorato Juan, Obispo de Osma, hac?a leer las poes?as de March al pr?ncipe Don Carlos, hijo de Felipe II.

March es m?s poeta de autoan?lisis emocional que de elogio de su amada o amadas. ?Poes?a de hueso vivo?, se ha dicho que era su poes?a. Sus versos son mucho m?s que poemas de amor. March dedic? la mayor parte de su esfuerzo po?tico al intento de comprender sus pasiones. Su obra rezuma elucubraci?n aristotelizante y senequista, si bien, se nota la influencia po?tica de Dante y Petrarca, am?n de los trovadores provenzales que representan la vena principal de la que se nutre su poes?a. Dentro de la literatura en catal?n hay que mencionar la influencia de Ram?n Llull y quiz? tambi?n la del predicador valenciano San Vicente Ferrer cuyas pr?dicas, March hab?a o?do cuando mozo.

Men?ndez Pelayo calific? a March de gran poeta, pero poeta incompleto. Lo encontraba demasiado unilateral en su voluntad analista. Pero tambi?n reconoci? el pol?grafo santanderino que era un poeta rom?ntico avant la lettre dada la intensidad emocional de sus im?genes.

Un aspecto important?simo de la obra de March es nada menos que el de sus relaciones con las mujeres. La transformaci?n de una poes?a l?rica m?s o menos emocional en una poes?a tan intensamente psicol?gica y anal?tica no ha sido explicada suficientemente. Hay que esperar que ahora que el feminismo ha abierto para la cr?tica nuevas avenidas se considere esa poes?a sin pudores ni prejuicios.

March empez? a poetizar utilizando el catal?n y fue despu?s de Llull el primer poeta que abandon? la lengua de sus maestros: ese provenzal que se manten?a gracias al esnobismo de nobles y burgueses y gracias a los esfuerzos tit?nicos de maestrillos, autores de Trejimanes y reglas de trovar, e ilustres miembros del Consistorio de la ?Gaia Ciencia?. Sin base popular, el andamiaje provenzal cay? por su peso. Es l?gico creer que la causa fue la inanidad de que se cultive una poes?a en una lengua que ya no se habla, aunque ello no implique negarle a March el m?rito de haber sido quien le dio el golpe de gracia.

March es uno de los poetas m?s vibrantes y complejos de nuestro pa?s, en sus versos suele hallarse un abstruso y sutil fil?sofo, un gran psic?logo, de raigambre tom?stica. Por eso ha dicho el profesor Pag?s que ?su poes?a, para ser comprendida del todo, exige una verdadera iniciaci?n?, algo por el estilo de lo que ocurre con Dante si es l?cita la comparaci?n. Y como dijo el poeta valenciano. ?Se le conoce a Amor por sus efectos. / Su cantidad no es demasiado exacta: / gran amador, para tal otro es chico / y toma Amor poder seg?n d?nde entre?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


Siempre podemos hacer algo por la paz y la libertad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 20:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios