Domingo, 15 de octubre de 2006
CARLOS REYLES
(1868-1938)

?Una media luna, como de lanza nueva,
iluminaba tenuemente el paisaje dormido...?
Carlos Reyles.

LA VOZ DE UN CULTIVADOR DE LAS LETRAS

Se puede afirmar en t?rminos generales que la novela uruguaya del primer cuarto del siglo XX es por el tema novela rural, o si se quiere mejor, gauchesca, y por la t?cnica naturalista. Es Carlos Reyles el novelista uruguayo que mejor encarna la evoluci?n del g?nero desde el naturalismo a nuestros d?as. Preocupado del movimiento intelectual de la ?poca, lector asiduo y viajero infatigable, lleva a la novela sus propios problemas, que casi siempre vienen a confundirse con problemas del hombre contempor?neo. Su af?n renovador trasciende desde el campo literario al ideol?gico y al social. Novelista, quiere recoger en su obra las tendencias m?s se?aladas del g?nero, rico hacendado, lucha por incorporar a la agricultura y ganader?a los ?ltimos avances de la t?cnica. Su hacienda fue considerada a principios del siglo XX como la m?s progresiva del pa?s. Pero, al mismo tiempo, ese se?orito hu?rfano y millonario que era Carlos Reyles se dedica con af?n innovador al cultivo de las letras, y en plena juventud escribe varios cuentos y narraciones largas, que hab?an de culminar en La raza de Ca?n (1900), novela que le consagra como el primer escritor del g?nero en su patria. Antes hab?a publicado su primera novela Beba (1894), a la que siguieron Primitivo (1896), El extra?o (1897) y El sue?o de rapi?a (1898), tres relatos impresos bajo el t?tulo general de Academias. Tras un par?ntesis de diecis?is a?os y notablemente espaciadas aparecen: El terru?o (1916), El embrujo de Sevilla (1922) , sobre su estancia en Andaluc?a, y El gaucho Florido (1932). La ?ltima novela de Reyles, A batallas de amor... campos de pluma, se public? con car?cter p?stumo, en 1939. Tiene tambi?n alguna pieza de teatro y varios ensayos: La muerte del cisne, Di?logos ol?mpicos, Incitaciones. Pero no era el ensayo su fuerte. La vocaci?n de Reyles estaba en la novela.

Su nombre completo es Carlos Claudio Reyles Guti?rrez. De padre saj?n y madre andaluza, nace en Montevideo el 30 de octubre de 1868. Sin preocupaciones econ?micas, su vida se reparte durante mucho tiempo entre el cuidado de su hacienda, los viajes, el estudio y la literatura. Viaja mucho por Europa; pero sus ?ltimos a?os fueron ingratos. Hab?a sufrido reveses de fortuna a partir de 1910. Vende su famosa estancia El Para?so y va a la Argentina con el proyecto de restablecer sus grandes negocios agr?colas. Pero al cabo de unos a?os se ve obligado a vender cuanto ten?a en la Argentina tambi?n, incluida la estancia El Charr?a, ?nica propiedad que le quedaba. ?ltimamente tuvo que acogerse al desempe?o de cargos oficiales: enviado del Uruguay a la Exposici?n de Sevilla (1929), profesor de la Facultad de Filosof?a y Letras, en sustituci?n de Vaz Ferreira, que acababa de ser jubilado; presidente de los servicios de Radiodifusi?n, etc.. Carlos Reyles muri? en su ciudad natal el 24 de julio de 1938.

El embrujo de Sevilla, fruto del estudio de los ambientes espa?oles, es una estupenda realizaci?n literaria que contiene todo el arte, toda la pasi?n y toda la emoci?n de la famosa ciudad andaluza. El gaucho Florido, es un gaucho donjuanesco, enamorador del chiner?o, cuentista, gastador, bailador, etc. Feroz en la venganza por celos, busca refugio en el monte, donde le sigua su china, que va a morir bajo su poncho, en una descarga cerrada... La obra viene a ser como una canci?n al pasado gaucho...Tambi?n es de tema gauchesco El terru?o, con el gaucho bueno frente a su hermano el ?gaucho malo?.

En la obra novel?stica de Reyles encontramos positivos valores: lenguaje f?cil y brillante; mucho colorismo, sabia amalgama de la lengua acad?mica con el habla popular; y un realismo en general de buena especie, aprendido directamente en su propia existencia, repartida entre el campo y la ciudad. Su defecto en lo formal es el uso de extranjerismos, especialmente galicismos. ?La obra de Reyles ?ha escrito Zum Felde- se presenta, pues, con un car?cter muy personal e ?ntimamente vinculado con su propia vida. Hay mucho de autobiogr?fico en sus novelas. El Tilo de Beba es Reyles mismo. Guzm?n de La raza de Ca?n es Reyles tambi?n. Y Tocles, hasta el propio Tocles, de El terru?o, es asimismo Reyles en buena parte, ya que el autor pone en boca de sus personajes sus mismos discursos y les atribuye algunos de sus actos m?s notorios?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

No quedaros de brazos cruzados, siempre podemos hacer algo por la paz y la libertad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 22:52
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios