Lunes, 16 de octubre de 2006
PEDRO RODR?GUEZ CAMPOMANES
(1723-1802)

?Todo depende de la educaci?n.?
Campomanes.

LA VOZ DE UN ILUSTRADO

La obra de Campomanes es inmensa, y est? a?n por estudiar de un modo completo y exhaustivo. La dispersi?n hace la tarea. En sus a?os de actividad pol?tica escribi? infinidad de informes, consultas, memoriales, y oficios, que abarcaban los temas m?s diversos: desde obras p?blicas, navegaci?n, comercio, agricultura, industria, ense?anza, etc., hasta obras de inter?s filol?gico y erudito. He aqu? una breve muestra de obras suyas que pueden ilustrar lo que decimos: Comentarios a una inscripci?n ?rabe de M?rida, Plan de una colecci?n diplom?tica y litol?gica, Itinerario de las carreras de posta dentro y fuera del reino, Noticia geogr?fica del reino y caminos de Portugal... Pero, sus obras tradicionalmente consideradas m?s importantes, y que a nosotros nos interesan tambi?n de forma especial, son: Tratado de la regal?a de amortizaci?n, Discurso sobre el fomento de la industria popular y Discurso sobre la educaci?n popular de los artesanos.

Pedro Rodr?guez Campomanes naci? en Santa Eulalia de Sorriba (Asturias) el 1 de agosto de 1723 y muri? en Madrid el 2 de febrero de 1802. De origen humilde supo ascender desde su cuna asturiana en el olvidado Concejo de Tineo a las m?s altas alturas de la Administraci?n y del Gobierno. No conocemos con detalle los primeros a?os de su vida; se supone que hizo estudios universitarios en Sevilla, luego ejerci? trece a?os como abogado, defendiendo las m?s diversas causas, ejercicio que hizo compatible con algunos cargos administrativos y honor?ficos, pero fue sobre todo a partir de la subida al trono de Carlos III cuando su ascensi?n se hizo irresistible. Entre otros cargos ocup? el de ministro del Consejo de Hacienda; fiscal del Consejo de Castilla, cargo en que permaneci? durante veinte a?os y durante los que desarroll? una inmensa actividad; presidente de las Cortes; consejero de Estado... Adem?s, fue miembro de numerosas academias entre otras de la Real Academia de la Lengua, presidente de la Real Academia de la Historia, se le nombr? Conde de Campomanes y se le concedi? la Gran Cruz de Carlos III. Al hacer el Elogio de Carlos III, Jovellanos no olvida el puesto preeminente que Campomanes ocup? en el reinado y al referirse a su plan para el fomento de la industria popular lo describe sin mencionarlo expresamente con estas elocuentes palabras: ?Entonces fue cuando un insigne magistrado, que reun?a el m?s vasto estudio de la constituci?n, historia y derecho nacional, el conocimiento m?s profundo del estado interior y relaciones pol?ticas de la monarqu?a, se levant? en medio del Senado, cuyo celo hab?a invocado tantas veces, como representante del pueblo?.

Campomanes fue un ilustrado en el pleno sentido de la palabra y, por lo tanto, un erudito. Nunca abandon? los estudios hist?ricos y filol?gicos, a los que se aficion? en la juventud. Llorente nos dice que se le delat? muchas veces como ?fil?sofo moderno?, lo que en aquellos tiempos era equivalente a ?imp?o, incr?dulo, ate?sta y materialista?.

La significaci?n del ilustrado Campomanes sobrepasa la del hombre p?blico, si es que cabe separar ambos aspectos. En realidad, se da en ?l uno de los pocos casos en que el intelectual y el pol?tico se armonizan en s?ntesis casi perfecta. Sin embargo, desde el punto de vista intelectual hay que recalcar en todo momento su escasa originalidad. El valor de sus escritos no est? en la originalidad de su aportaci?n hist?rica, sino en lo que tiene de iluminador para una compresi?n profunda de la historia espa?ola. Su pensamiento era claramente un gigantesco paso adelante con respecto a la ?poca anterior.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


Mi guerra es no ir a la guerra.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 3:12
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios