Lunes, 16 de octubre de 2006
DIEGO DE SAAVEDRA FAJARDO
(1584-1648)

?... escribiendo en las posadas lo que hab?a discurrido
entre m? en el camino, cuando la correspondencia ordinaria
de despachos con el rey nuestro se?or y con sus ministros,
y los dem?s negocios p?blicos que estaban a mi cargo,
daban alg?n espacio de tiempo?
Diego Saavedra Fajardo.

LA VOZ DE UN GRAN PROSISTA BARROCO

Las primeras noticias que se poseen del diplom?tico murciano pertenecen al campo de la poes?a, aunque no era en ?sta donde estaba llamado a destacar. Las obras literarias de Saavedra Fajardo son el resultado de su vocaci?n pol?tica y diplom?tica; pese a lo cual, su primer libro es la Rep?blica Literaria, escrita como un entretenimiento de juventud, aunque no fue publicada en vida del autor.

La pl?yade de prosistas de barrocos, capitaneada por Quevedo y Graci?n, se completa con otra notable figura: la del diplom?tico murciano don Diego de Saavedra Fajardo.

De familia ilustre y acaudalada, naci? Saavedra Fajardo en la hacienda familiar pr?xima a Algezares, provincia de Murcia, y fue bautizado el 6 de mayo de 1584. Curs? Jurisprudencia y C?nones en la Universidad de Salamanca y se gradu? de Bachiller en abril de 1606; en diferentes documentos se le da el t?tulo de Licenciado.

A los veintid?s a?os ?1606- fue Saavedra a Roma en calidad de familiar y notario de la curia del cardenal don Gaspar de Borja, embajador de Espa?a en la corte pontificia, cargo que le permiti? conocer a importantes personajes y penetrar tempranamente en los secretos de la diplomacia. En julio de 1617 fue nombrado Saavedra can?nigo de Santiago. Hasta 1623 estuvo ocupado en los negocios de la embajada de Roma, y temporalmente en los del virreinato de N?poles y Sicilia. En 1621 y 1623 asisti? a los c?nclaves en que fueron elegidos papas Gregorio XV y Urbano VIII; y a fines de este ?ltimo a?o fue nombrado procurador y solicitador de Su Majestad en la corte romana. En 1633 se le orden? trasladarse a Mil?n para recoger sus credenciales de enviado a la corte de Alemania; dos a?os despu?s se le otorg? el t?tulo de Consejero de Indias. En junio de 1643 fue designado para el puesto de mayor relieve y trascendencia de su carrera diplom?tica, al ser escogido como uno de los plenipotenciarios que deb?an tratar en M?nster de la paz general que pusiera t?rmino a la guerra llamada de los Treinta A?os. Tres permaneci? Saavedra en el Imperio ocupado en estas negociaciones, hasta que, cansado de tan largas y enojosas tareas y disgustado por la lentitud de los negocios y los recelos provocados contra ?l por sus ?mulos en la corte espa?ola, se retir? del Congreso y regres? a su patria en 1646. Fij? su residencia en Madrid, donde muri? el 13 de agosto de 1648, a los sesenta y cuatro de su edad.

La obra de mayor inter?s en la producci?n de Saavedra Fajardo, a la que debi? su fama aun en su vida y que contiene lo m?s sustancial de su pensamiento, es la Idea de un pr?ncipe pol?tico cristiano representada en cien empresas. Para aprovechar las largas horas que le dejaba a Saavedra la lentitud en las gestiones para la paz, emprendi? la tarea de escribir una historia que llam? Corona g?tica, castellana y austriaca. Tambi?n compuso un breve tratado bajo el t?tulo de Introducci?n a la pol?tica y raz?n de estado del Rey Cat?lico don Fernando. Mientras estaba en M?nster escribi? Saavedra un folleto titulado Locuras de Europa.

La obra de Saavedra, acorde con el pensamiento dominante en la Espa?a de su tiempo, es decididamente antimaquiav?lico. Saavedra se expresa en todos los tonos contra los defensores de la pol?tica oportunista, siempre dispuesta al enga?o provechoso y a sacrificar los principios a la inmediata utilidad.

En toda la obra de Saavedra hay un tono de moderaci?n y de equilibrio muy adecuado a su actividad de diplom?tico, a la compresiva visi?n de quien hab?a tenido que plegarse a gentes y costumbres muy diversas y a discutir y considerar los m?s opuestos pareceres. Esto puede justificar la postura ecl?ctica del diplom?tico murciano frente a muchas doctrinas. Y como dijo el prosista murciano: ?No est? la felicidad en vivir, sino en saber vivir?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


Mi guerra es no ir a la guerra.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 3:21
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios