Martes, 17 de octubre de 2006
ALONSO DE CASTILLO SOL?RZANO
(1584-1648)

?Heme vuelto a Madrid desconocida,
de casta?era en dama convertida,
que por amores no soy la primera
que de baja subi? a mayor esfera.?
Alonso de Castillo Sol?rzano..


LA VOZ DE UNA PICARESCA MUY PECULIAR

Entre los m?s interesantes novelistas del siglo XVII debe contarse a Alonso de Castillo Sol?rzano, nacido en Tordesillas, donde su padre era camarero del duque de Alba. Fue Sol?rzano gentilhombre del marqu?s del Villar, y luego maestresala del marqu?s de los V?lez y de su hijo don Pedro, virrey de Arag?n, capit?n general de Catalu?a, embajador en Roma y virrey Sicilia, y a todas estas partes parece que le acompa??. Movi?se mucho entre la academias literarias de Madrid, donde gozaba de general estima, siendo amigo de los notables ingenios de la corte. Muri? en Zaragoza en 1648.

Para encontrar un panorama de la vida espa?ola de aquel tiempo, m?s rico y vario del que nos brinda el conjunto novelesco de Sol?rzano, habr?a que pensar ?salvadas distancias de toda ?ndole- en la obra cervantina.

Cultiv? Sol?rzano la poes?a jocoso-sat?rica (su producci?n po?tica fue reunida en Donaires de Parnaso, publicada en 1624) la comedia, el entrem?s, el cuento y la novela, pero es en estos dos ?ltimos g?neros en los que sobresale. Con frecuencia ambos andan mezclados, pues gusta intercalar narraciones cortas en sus novelas m?s largas, costumbre que sigue tambi?n con sus entremeses. Entre sus cuentos o relatos breves sobresalen: Tardes entretenidas (1625), Jornadas alegres (1626), Tiempo de regocijo y carnestolendas de Madrid (1627) y Noches de placer (1631). Sol?rzano ten?a gran facilidad para este g?nero literario. En estos libros traza un retablo variad?simo de la bulliciosa vida ciudadana, con su adversidad de gentes, sus aventuras y placeres, fiestas, modas, discreteos de damas y galanes, ardides de toda ley. Sol?rzano es un maestro indiscutible, ameno, lleno de ingenio y gracia, due?o del secreto de interesar entretener. La novela en sus manos se urbaniza , convirti?ndose en recreo cortesano.

La plenitud del arte de Sol?rzano est? representada, sin embargo, por sus cuatros novelas picarescas, todas ellas de regular extensi?n, tres de las cuales est?n protagonizadas por personajes femeninos: Las harp?as de Madrid (1631), La ni?a de los embustes, Teresa de Manzanares (1632), La gardu?a de Sevilla (1647); El bachiller Trapaza (1637), su otra novela picaresca, es una afortunada creaci?n, con rasgos muy peculiares que definen no s?lo el arte de Sol?rzano, sino el nuevo estilo de la ?poca. Trapaza no es un p?caro roto y arrastrado, v?ctima de mil percances, sino un trapisondista vividor de lo m?s agudo, tan falto de escr?pulos como f?rtil de ardides. Teresa de Manzanares, la ni?a de los embustes, es algo as?s como un Trapaza femenino. Teresa no es un p?caro hembra, sin m?s, a pesar de sus artes para sacar provecho de los hombres. Teresa es otra creaci?n muy feliz en la que se encarna un tipo de mujer de todo tiempo y lugar. Nacida en la pobreza, esta mujer tiene el deseo de evadirse de su condici?n, y pone para ello cuantos medios est?n en su mano, honestos mientras puede.

Sol?rzano no rehuye el adoctrinar, y al cabo de cada acci?n que lo merece, destila su gota de saludable moraleja y cauto aviso; pero evidentemente nunca es ?sta su mayor preocupaci?n, y menos ocupado en moralizar, tiene m?s campo para contar sucesos y mover la aventura, por lo que sus novelas exceden en amenidad a cualquier otro libro picaresco.

En El bachiller Trapaza, en uno de los entremeses que se incluyen, llamado de la Casta?era, se alude a una moza de Ecija, que es sacada de vender casta?as por un mercader rico, que se larga luego a las Indias pero la deja bien acomodada; y la joven marcha entonces a Madrid dispuesta a casar bien, ?a valer m?s?. Dice la casta?era: ?Tengo mi casa as? bien alhajada, / soy bien vista, aplaudida y visitada, / y porque de casarme tengo intentos, / llueven en esta casa casamientos?.


Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

No disparar donde haya ni?os. Stop.
En la gloria no necesitamos m?s ?ngeles.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 4:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios