Martes, 17 de octubre de 2006
PLAGUICIDAS Y CANCER

?Yo s? los nombres extra?os
de las yerbas y las flores ,
y de mortales enga?os,
y de sublimes dolores.?
Jos? Mart?.

LA ADECUADA UTILIZACI?N DE LOS PLAGUICIDAS
DISMINUYE LOS RIESGOS

Varios estudios epidemiol?gicos han investigado la relaci?n entre la exposici?n a plaguicidas y el desarrollo de procesos cancerosos, observ?ndose que en las poblaciones rurales la distribuci?n de los lugares de aparici?n de c?ncer es distinta a otros grupos de poblaci?n, habi?ndose encontrado una baja incidencia de neoplasias asociadas al tabaco y un elevado riesgo de tumores de otras localizaciones, tales como el est?mago, pr?stata, piel, tejido linf?tico... Otros investigadores han a?adido otras localizaciones y tipos de tumores como el mieloma m?ltiple, el reticulosarcoma, el linfosarcoma, y otros linfomas. Tambi?n se ha sugerido la existencia de una relaci?n entre la localizaci?n del tumor y algunos compuestos qu?micos usados con frecuencia en la agricultura. Algunos autores se?alan que la exposici?n a los derivados organoclorados y otros plaguicidas puede causar leucemia y anemia apl?sica.

No obstante, la informaci?n obtenida hasta el momento parece insuficiente y se necesitan datos adicionales. Sin embargo, las anteriores consideraciones aconsejan el desarrollo de un plan de seguimiento y de prevenci?n primaria del c?ncer en este sector.

El estricto cumplimiento de las normas sobre la comercializaci?n, distribuci?n y almacenamiento de los plaguicidas y, muy especialmente, las referidas a los plaguicidas clasificados como t?xicos y muy t?xicos contribuir? a minimizar los riesgos que posteriormente se derivan de las manipulaci?n.

La mayor exposici?n a los plaguicidas por parte de los trabajadores agr?colas se debe, en muchas ocasiones a una incorrecta utilizaci?n del producto, fruto de un desconocimiento absoluto de los efectos que para la salud originan estos compuestos. La adecuada utilizaci?n de los plaguicidas conllevar? una disminuci?n de las consecuencias adversas que se derivan de un uso inapropiado. Tanto las aplicadores como el personal de las empresas dedicadas a la realizaci?n de tratamientos con plaguicidas, deber?n haber superado los cursos de capacitaci?n homologados que establece la actual normativa reguladora. La utilizaci?n de prendas de protecci?n personal por parte de los aplicadores de plaguicidas constituye sin duda uno de los mejores medios preventivos frente a cualquier acci?n agresiva de tales productos.

La falta de valores l?mites para muchos de estos productos y la inexistencia de m?todos de muestreo y an?lisis para su control en la atm?sfera de trabajo, y su aplicaci?n muchas veces en espacios abiertos, constituyen serios obst?culos para poder hacer un adecuado seguimiento de la exposici?n a los mismos.

A estos inconvenientes hay que a?adir tambi?n la ausencia de unos buenos indicadores biol?gicos, pues si bien la inhibici?n de acetilcolinesterasa pueda relacionarse con una experiencia aguda o subaguda a derivados organofosforados y a carbamatos, no se han definido indicadores fiables para otras familias qu?micas de plaguicidas como los organoclorados.

Ante tal situaci?n, la medida m?s eficaz se centra esencialmente en realizar un seguimiento m?dico de las personas implicadas en la manipulaci?n de plaguicidas, con una doble finalidad: Informar a los usuarios de los riesgos para la salud que comportan y realizar ex?menes de salud orientados a descartar la presencia de afecciones neopl?sicas o detectarlas en estadios muy precoces. Y es que, como dijo el poeta: ?Mira si ser? sencillo / lo que primero est? verde / luego se pone amarillo?.


Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


La paz pide una oportunidad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 19:00
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios