Martes, 17 de octubre de 2006
FRANCISCO SUAREZ
(1548-1617)

?La felicidad no consiste en las muchas cosas pose?das
sino en el modo de gozarlas, aunque sean menos.?
Francisco Su?rez

LA VOZ DEL MAS MODERNO DE LOS ESCOL?STICOS

Su?rez fue el m?s moderno de los escol?sticos y el m?s escol?stico de los modernos. Heredero de toda la Escuela, supo llevarla a su punto de madurez m?s avanzado; despu?s de ?l pronto se producir? la decadencia de la ancestral tradici?n milenaria. Pero la proyecci?n del doctor eximius fue intensa y duradera. En los medios cat?licos, tuvo numerosos disc?pulos y fue continuado por una pl?yade de maestros. Para los protestantes, fue por mucho tiempo un modelo. El gran fil?sofo andaluz est? presente incluso en el seno de la filosof?a nueva de la edad barroca y luego de la Ilustraci?n. Su pensamiento ocupa un importante lugar en el pensamiento espa?ol y constituye un giro capital en la evoluci?n de la especulaci?n mundial.

Francisco Su?rez naci? en Granada el 5 de enero de 1548. Fue muy pronto tonsurado; estudiante en Medina del Campo y despu?s en Salamanca, donde sigui? los cursos de Mancio de Corpus Christi, Juan de Guevara y Enrique Henr?quez, en 1564 entr? en la Compa??a de Jes?s donde recibi? las ense?anzas de Andr?s Mart?nez. Poco despu?s fue profesor en Segovia, Salamanca, Valladolid, y Alcal?. Llamado a Roma e 1580, permaneci? all? durante cinco a?os, muy unido a Belarmino y el Papa. De regreso a Espa?a, ense?? en Alcal?, donde sus primeros libros le comportaron dificultades por parte de los censores dominicos. En 1593, se reintegr? a Salamanca, donde ense?? con una brillantez cada vez mayor: en el colegio jesuita del Aspirantado escribir?a, en 1597, su obra maestra, las Disputaciones metaphysicae.

En este mismo a?o, nombrado profesor de la c?tedra de Primo de Coimbra a instancias de Felipe II, implant? all? durante mucho tiempo el pensamiento salmantino hasta 1615 que obtuvo su jubilaci?n, marchando a Lisboa, dos a?os antes de su muerte, ocurrida en dicha ciudad el 25 de septiembre de 1617. Las controversias que tuvo que sostener debido a su fama no alteraron nunca su serenidad de fondo, a pesar de su car?cter quisquilloso y combativo. Por su inmensa cultura y puntualidad doctrinal, y tambi?n por su fervor religioso, Su?rez recibi? el nombre de doctor eximius et pius, es el m?s eminente representante de la escol?stica barroca.

Escrito a la vez contra el protestantismo, que defend?a el derecho divino de los soberanos, y contra todos los naturalistas m?s o menos c?nicos, el De legibus analiza en primer lugar la ley en general, para despu?s estudiar las diversas clases de leyes y las cuestiones que ?stas suscitan.

El an?lisis del principio de soberan?a es mucho m?s avanzado que en los autores que le precedieron. En la obra de Su?rez, el poder es dado por Dios a toda la comunidad pol?tica y no solamente a tal o cual persona: contra el cesarismo y los legistas, el maquiavelismo y el luteranismo, Su?rez elabora, en suma, la teor?a de la democracia, que profundiza m?s en su Defensor fidei. La noci?n de pacto o de contrato social aparece ya en el doctor eximius: la comunidad pol?tica se constituye por una primera entente entre individuos o familias; ?sta puede delegar el poder a un grupo o a una sola persona, por medio de un segundo pacto, que Dios deja a nuestra discreci?n. Por regla general, la democracia, es decir el gobierno directo del pueblo por el pueblo, ser? la forma m?s natural de gobierno, y no necesita de una instituci?n particular, pues es conforme a la espontaneidad de nuestro ser.

Mas a?n, el De legibus se dedica met?dicamente a fundar el derecho internacional. En ella el g?nero humano es concebido como algo que forma una unidad no s?lo espec?fica, sino incluso moral y pol?tica. Ya ah?, el precepto evang?lico de amor universal a nuestro pr?jimo, sin distinci?n de raza o de patria, nos invita a considerar la humanidad como un solo cuerpo. Pero hay m?s: aunque cada Estado sea una comunidad perfecta y autosuficiente, tiene, en cierta medida, necesidad de los otros Estados, ya sea para satisfacer tal o cual carencia, ya para aumentar sus posibilidades. As? pues, cada grupo nacional forma parte de la comunidad internacional, que es superior a aqu?l, natural y moralmente.

De todo lo cual se sigue que es indispensable un derecho internacional para regir esta sociedad universal. Este derecho tiene dos fuentes en primer lugar, el derecho natural, surgido de la raz?n; despu?s, el derecho de gentes, surgido de los usos locales y particulares de cada naci?n, que vienen a completare el derecho natural en innumerables puntos.

Su?rez en lugar de rechazar, como la mayor?a de los humanistas, la tradici?n de cuatro siglos escol?sticos la sopesa y discute punto por punto, separando cuidadosamente los elementos v?lidos de los caducos.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


La peor paz es mejor que la mejor guerra.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 22:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios