Mi?rcoles, 18 de octubre de 2006
EUGENIO FLORIT
(1903-1999)

?Los pobres en amor, qu? pobres somos.
Ya ni la tierra nos parece hermosa,
ya ni la noche, ni la tarde clara,
ni el ?rbol, ni la flor nos enriquecen.
..........................................................
?Quieres amor? M?s quiero la riqueza
de este seguro estar en mi pobreza.?
Eugenio Florit.

LA VOZ CUBANA CON ACENTO ESPA?OL

Las postrimer?as del siglo XIX y los comienzos del XX son pol?ticamente cr?ticos para la isla de Cuba. Los acontecimientos hist?ricos polarizan totalmente las energ?as de los cubanos o lo deprimen en la desesperanza y la amargura. La guerra de la Independencia triunf? en 1898, pero Cuba permaneci? sometida econ?mica y pol?ticamente a los Estados Unidos. El desgobierno y la corrupci?n provocan momentos de desaliento, a los que tratan de poner remedio, dentro de la reivindicada libertad, gobiernos honestos de corta vida.

La renovaci?n po?tica se inicia en la isla entre 1913 y 1922, inaugurando un fecundo per?odo creativo. Entre las expresiones m?s significativas de la poes?a pura se encuentra Eugenio Florit, del grupo de la Revista de Avance. En sus versos, de vigorosa perfecci?n cl?sica, se advierte la presencia de la mejor poes?a del Siglo de Oro, especialmente de G?ngora en su primer momento y, m?s tarde de Fray Luis de Le?n a medida que se va acentuando la angustia metaf?sica. Florit es culterano y cl?sico sobre todo en .Doble acento y en Reino. De los poetas contempor?neos, con el que m?s afinidad presenta es Juan Ram?n Jim?nez, siempre venerado maestro y a su vez, admirador del poeta cubano, hasta el punto de definirlo, en el pr?logo de Doble acento, ?Lengua de Pentecost?s, esp?ritu de fuego blanco del alba y de la tarde, / ... / rayo de luz?.

Eugenio Florit naci? en Madrid el 15 de octubre de 1903. Hijo de padre espa?ol y madre cubana, desde los catorce a?os residi? junto con su familia en La Habana. En el Colegio de La Salle de esta ciudad termina el bachillerato y en la Universidad se gradu? de Derecho Civil y P?blico, ejerciendo su profesi?n en un bufete de abogados. En 1940 se traslada a Nueva York destinado al Consulado General de Cuba. All? conoce a Jorge Guill?n, Pedro Salinas y Luis Cernuda con los que comparti? los cursos de la Escuela de Verano de Middlebury, en Vermont. Nueva York ser?a el escenario de casi todo su trabajo como ensayista, cr?tico literario y traductor. En 1945 renuncia a su actividad diplom?tica para dedicarse a la docencia en la Universidad de Columbia y en el Barnard College. En 1959 realiza su ?ltimo viaje a Cuba. En 1994 recibe el Premio Fray Luis de Le?n, de la Universidad Pontificia de Salamanca y el Premio Mitre concedido por The Hispanic Society of America, en Nueva York. Eugenio Florit muere el 22 de junio de 1999.

El primer libro po?tico de Florit fue 32 poemas breves (1927), donde se aprecian sin dificultad las influencias cl?sicas, rom?nticas y simbolistas. Tr?pico (1930) revela ya un poeta nuevo y original cuyo valor se confirmar?a luego en Doble acento (1937) y Reino (1938). A Cuatro poemas (1940) le sigue Poema m?o (1947) que re?ne la poes?a de Florit comprendida entre 1920 y 1944. Conversaci?n a mi padre (1949) y Asonante final (1950) -publicado m?s tarde como Asonante final y otros poemas- inauguran un periodo a?n m?s reflexivo. Gran inter?s presenta la colecci?n personal de 1956, Antolog?a po?tica, en la cual est?n reunidos poemas del periodo 1930-1955, donde se advierte una religiosidad de tendencias m?sticas. Otros t?tulos relevantes de su obra po?tica son: H?bito de esperanza (1965), Antolog?a pen?ltima (1970), De tiempo y agon?a (Versos del hombre solo) (1974), Versos peque?os 1938-1975 (1979) Donde habita el recuerdo (1984), Momentos (1985) y A pesar de todo (1987).

La poes?a de Eugenio Florit desde Tr?pico a Doble acento refleja su nota m?s vital. La antigua poes?a hisp?nica y latina funden su lecci?n con la del Simbolismo, de Verlaine, de Mallarm?, con las sutiles sugestiones de Goethe, B?cquer, Mart?, Rub?n Dar?o y Juan Ram?n Jim?nez. Pero si G?ngora es la fuente principal del resultado formal, fray Luis de Le?n est? presente con su id?lico huerto de paz, su cielo ?de luces encendido?, su incitaci?n a levantar la mirada hacia lo alto.

La juventud, el amor en el recuerdo y en la distancia hacen m?s completa la soledad del poeta que, si en un principio tal vez fue tormento ahora se constituye en ?nico bien. El poeta cubano percibe en este clima el latido de lo eterno, la presencia divina: ?Cuando todo muere en el viento / s?lo Dios habla?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


Mi guerra es no ir a la guerra.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 22:43
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios