Mi?rcoles, 01 de noviembre de 2006
FRANCISCO ARIAS SOLIS
Plaza San Severiano, 2
11007 - CADIZ
Tel?fono 956 / 263131
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias



LA HORA DE LAS DECLARACIONES



?Fe empirista. Ni somos ni seremos.
Todo nuestro vivir es emprestado.
Nada trajimos; nada llevaremos.?
Antonio Machado

HACIENDA SOMOS CASI TODOS

Los ciudadanos ya estamos inmersos en una nueva declaraci?n de la renta, exactamente la correspondiente al ejercicio 2005, millones de contribuyentes nos enfrentamos un a?o m?s a la obligaci?n de rellenar impresos, hacer acopio de justificantes y chasquearnos, m?s o menos, a la vista de los resultados de las cuentas. Pero hay una cosa clara: si todos pag?ramos lo que nos corresponde, todos pagar?amos menos; esto que pudiera parecer una frase hecha por la Administraci?n, es la realidad.

La mayor injusticia que se produce con la declaraci?n de la renta es precisamente esa, es decir, que la recaudaci?n se haga a costa de los que viven de un sueldo, de los que no pueden defraudar, mientras que ciertos profesionales liberales, negociantes variopintos, terratenientes de siempre y empresas m?s o menos dentro de la ilegalidad viven a costa de los sufridos asalariados.

Es cierto que en los ?ltimos a?os la mentalidad est? cambiando y que cada vez son menos los que alardean de enga?ar al fisco, ahora por lo menos se siente cierta verg?enza y solamente se confiesan los fraudes en los c?rculos de amigos m?s ?ntimos, pero lo cierto es que siguen habiendo p?caros, que encima pretenden hacer gracia con sus declaraciones o por sus comportamientos insolidarios. Quiz?, si todos analiz?ramos lo que a cada uno nos cuestan esas actitudes nos har?a mucho menos gracia todav?a.

Ser?a importante, en este sentido que nos habitu?ramos a pedir factura con IVA, primero porque no facilitar?amos la labor a los defraudadores; segundo, porque en algunos casos esas facturas nos desgravar?an a nosotros, y tercero, porque, en definitiva, la prueba m?s importante con que se cuenta a la hora de efectuar una reclamaci?n es una factura en regla.

Est? claro que a nadie le apetece que todos loa a?os, pese a lo que se lleve cotizado o pese a todos los peque?os o grandes dramas laborales o familiares que se hayan producido, en muchos casos, adem?s, se deba dinero al Tesoro P?blico y se tenga que renunciar a una parte de los peque?os ahorros.

Por supuesto que todos entendemos las razones de Hacienda. Pero a la hora de las declaraciones, todav?a, Hacienda no somos todos, sino que Hacienda somos casi todos. En una palabra y como dir?a Larra. Hacienda ?no es otra cosa que un gran Casi mal disfrazado?. ?Habr? un d?a que exista solidaridad y Hacienda seamos todos? Ese d?a, seguro que todos estaremos menos reticentes a la hora de hacer la declaraci?n de la renta, porque todos pagaremos menos y algunos, en estricta justicia, nada. Y es que, como dijo el poeta: ??A qui?n quieres enga?ar / cuando dices que es mentira / lo que sabes que es verdad??

C?diz, 29 de abril de 2006.
Publicado por Franciscoariassolis @ 4:37
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios