Mi?rcoles, 15 de noviembre de 2006
EL DOMINIO FORESTAL ANDALUZ

?Y ya muy tarde, ayer tarde
o?a hablar a los ?rboles.?
Juan Ram?n Jim?nez.

UNA ENORME DIVERSIDAD FLORISTICA Y FITOSOCIOLOGICA

El denso entramado forestal que debi? poblar Andaluc?a ha sido objeto de numerosas intervenciones. La roturaci?n del monte para cultivos, el uso de le?a para abastecer la industria metal?rgica, el pastoreo, la extracci?n de madera para la construcci?n de barcos y viviendas e incluso la quema de montes durante innumerables guerras han formado el actual paisaje forestal andaluz.

Las desamortizaciones realizadas a mediados del siglo XIX pusieron en venta gran parte de los terrenos forestales con consecuencias desastrosas. M?s de 430.000 hect?reas de monte fueron enajenadas en Andaluc?a y la mayor parte de ellas descuajadas r?pidamente.

Nuestro bosque mediterr?neo es bastante menos denso que las selvas subtropicales, pero m?s diverso y rico en adaptaciones que los mon?tonos bosques de los climas templado-fr?os. Ello viene determinado, sobre todo, por las caracter?sticas del clima. Las especies deben hacer frente sobre todo a la larga sequ?a estival, a la combinaci?n de elevadas temperaturas y a la ausencia pr?cticamente total de precipitaciones. La principal estrategia desarrollada es la formaci?n de hojas peque?as y duras, capaces de evitar p?rdidas de agua por transpiraci?n y conseguir respuestas r?pidas a los cambios clim?ticos. Estas hojas se renuevan, adem?s, a lo largo de varios a?os, permaneciendo el ?rbol siempre verde.

Las dif?ciles condiciones del medio hacen que las plantas mediterr?neas diversifiquen su dispersi?n de semilla en busca de factores que faciliten su posterior germinaci?n. No es casualidad que el reino mediterr?neo sea el de las plantas de flores llamativas y con multitud de frutos. Las flores, generalmente de escasa duraci?n, intentar?n atraer el mayor n?mero posible de insectos polinizadores para garantizar la formaci?n de semillas en el menor tiempo posible. Mediante la producci?n de frutos, la plantas consiguen igualmente que la fauna los disperse al alimentarse de ellos y que las semillas, generalmente protegidas contra los jugos g?stricos germinen entre las deyecciones en un medio fertilizado de antemano.

El mundo mediterr?neo ha terminado as? por configurar una vegetaci?n caracter?stica en un ?mbito biogeogr?fico reducido y ?nico. El contraste evolutivo con otros ?mbitos es n?tido.

Las plantas mediterr?neas, tienen sistemas radicales lateralmente muy extensos para aprovechar agua y luz, por lo que las masas son claras permitiendo prosperar el matorral.

El dominio forestal andaluz est? caracterizado por una enorme diversidad flor?stica y fitosociol?gica. Esta heterogeneidad conlleva, sin embargo, una mayor vulnerabilidad e inestabilidad que obedece sobre todo a las caracter?sticas del propio clima mediterr?neo. La sequ?a estival puede dificultar la regeneraci?n en zonas ?ridas y semi?ridas aun sin estar influidas por el hombre.

La vegetaci?n del monte mediterr?neo se sustenta, pues, en condiciones de equilibrio muy fr?giles, y ello hace que la diferentes acciones del hombre sobre el bosque pueden ser particularmente destructivas.

No puede olvidarse que el estado actual del dominio forestal andaluz ser?a incomprensible sin considerar la acci?n humana, la prolongada relaci?n de las culturas con el monte. Es probable que el t?rmino natural no puede ser aplicado ya, en sentido estricto, a ning?n monte en Andaluc?a. Y es que, como dijo el poeta: ?Las semillas esparcidas, / florecieron... / Pero apenas florecidas / se perdieron?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

Paz, queramos paz.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 19:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios