Lunes, 20 de noviembre de 2006
LA REAL GANA

?Que no me entienda nadie.
?Para qu??
Versos que no sean versos
quiero hacer.?
Federico Garc?a Lorca. .

EL CAPRICHO DE LA VOLUNTAD

Cuenta Federico Garc?a Lorca que una vez, en un tabernilla de C?diz, cantaba Pastora Pav?n, La Ni?a de los Peines, con la garganta abrasada, pero... con duende. All? estaba, Ignacio Ezpeleta a quien preguntaron una vez: ??C?mo no trabajas?? y ?l, con una sonrisa de Argantonio, respondi?: ??C?mo voy a trabajar si soy de C?diz??

Para un andaluz, en el sentido popular de la palabra, hacer su sant?sima voluntad es hacer lo que quiere; lo que m?s hondamente quiere: lo que le da gana. Y a esta gana se le llama real. Cuando quiere hacer lo que m?s poderosamente quiere, dice el andaluz que hace lo que le da la real gana. ?Es esto su capricho?

Se ha dicho que el pueblo andaluz no sabe nunca lo que quiere, porque sabe siempre lo que no quiere. Que a fuerza de no saber lo que quiere, aprende a saber lo que no quiere. Y en esto consiste el capricho. En esto, el ser, como los ni?os, caprichosamente por la negaci?n. Con tal de hacer su voluntad, y por hacerla solamente, puramente, el hombre, el pueblo, se hace como el ni?o, caprichoso, voluntarioso.

De la dilatada lista de toreros que ha dado Sevilla y que se han caracterizado por su duende, uno de los m?s principales ha sido Cagancho. Torear como querer, para este torero nacido en la torer?sima Triana, es torear voluntaria o voluntariosamente: caprichosamente. El hombre que hace su capricho hace lo m?s puramente voluntario que puede hacer, lo m?s hondamente voluntario. Acaso lo m?s profundamente humano. Su voluntad sant?sima. Su real?sima gana. Lo m?s verdadero de su ser.

Para el andaluz, lo que importa no es que lo hace, no es lo que hace, sino c?mo lo hace. C?mo se hace la voluntad humana, caprichosa. C?mo por pura voluntariedad se hace el puro capricho. C?mo se hacen las cosas humanamente por real?sima gana.

Por real?sima gana el andaluz disparata. Se dispara por todo. Contra todo. Caprichosamente... En el genio, po?tico y creador, de Picasso, se plasma la plenitud del disparate andaluz.

Las verdades m?s claras de Andaluc?a son las populares. Manuel Torre, que cant? como nadie la seguiriya, dijo escuchando al propio Falla su Nocturno del Generalife, esta espl?ndida frase: ?Todo lo que tiene sonidos negros tiene duende?. Y no hay verdad m?s clara, nos dijo Federico.

El hambre de libertad, su real gana, le lleva al andaluz hasta quererla de tan desnuda, despojada de su propia carne, descarnada, en los huesos... ?Yo perd? mi libertad, / la prenda que m?s quer?a; / ya no puedo perder m?s / aunque perdiera la v?a?. Esta ton? es incomunicable para quienes se apartan de la verdad, para los que no perciben los sonidos negros...

En toda Andaluc?a, la gente habla constantemente del duende. Los grandes artistas de esta vieja tierra del Sur saben que no hay ca?da repentina de la conciencia en lo m?gico, es decir, no hay emoci?n, sin la llegada del duende. Y el duende, ?no es cuesti?n de facultad, sino de verdadero estilo vivo; es decir, de sangre; es decir, de viej?sima cultura, de creaci?n en el acto?, como nos dijo Federico Garc?a Lorca. Y es que, tal vez, el duende hace lo que le da la real gana.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


Siempre podemos hacer algo por la paz y la libertad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 18:55
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios