Lunes, 22 de octubre de 2007
XAVIER ZUBIRI
(1898-1983).


?El ser no es algo entendido, sino que es ser sentido?.
Xavier Zubiri.

LA VOZ DE LA INTELIGENCIA SENTIENTE

Junto a los numerosos pensadores que se especializan en cualquier rama del saber o de las ciencias humanas, emerge un fil?sofo (sin duda, una de las cabezas pensantes m?s sobresalientes de la Pen?nsula), que se mantiene apartado del mundo pol?tico-social para consagrarse estrictamente a la reflexi?n metaf?sica y antropol?gica: Xavier Zubiri. Perteneciente a la tradici?n de los especulativos puros y dotado de una inmensa cultura cient?fica, teol?gica y filos?fica, fue un hombre de primer?simo rango, cuya aportaci?n merece ser comparada con la de los m?s grandes maestros del siglo XX de la filosof?a mundial.

Pensador dif?cil y sin ninguna concesi?n literaria. Zubiri resulta inclasificable. A fin de plantear los problemas filos?ficos de un modo v?lido y captar los sistemas que se proponen responder a ellos, Zubiri se dedic? a adquirir previamente un extenso conocimiento cient?fico, as? como de la historia de la filosof?a. En el dominio cient?fico se inclin? por las ciencias de la naturaleza y, particularmente por la f?sica nuclear, la astrof?sica y la biolog?a molecular; pero se familiariz? igualmente con las ciencias humanas muy especialmente con la psicolog?a de Durkheim, as? como con la historia. En el plano de la historia de la filosof?a, Zubiri ha estudiado principalmente a S?crates, los escol?sticos, Su?rez, Descartes, Pascal, Kant, Comte, Bergson, Brentano, Husserl, Dilthey y Heidegger. A esto hay que a?adir un profundo conocimiento de teolog?a.

Xavier Zubiri y Apalategui naci? en San Sebasti?n el 4 de diciembre de 1898, siendo por tanto de la verdadera generaci?n que nace en el 98, Garc?a Lorca, Vicente Aleixandre, Concha M?ndez, Victoria Kent, Juan Jos? Domenchina, C?sar Mu?oz Arconada, Rosa Chacel y Jos? D?az Fern?ndez. Zubiri vivi? en Madrid desde siempre. Tras sus primeros estudios con los Marianistas, estudi? filosof?a, entre 1918 y 1920, en la Universidad Central, bajo la direcci?n de Ortega y Gasset y de Zarag?eta. Sigui? despu?s los cursos de la Universidad de Lovaina y de la Universidad Gregoriana de Roma, donde se hizo sacerdote y obtuvo el doctorado de teolog?a. En 1921 se doctor? en filosof?a por la Universidad Central; posteriormente emprendi? viajes de estudios complementarios a Alemania, Francia; Italia y B?lgica. Reducido a petici?n propia al estado laico, se cas? con Carmen Castro, la c?lebre mujer de letras, hija de Am?rico Castro. En 1926 gan? la c?tedra de Historia de la Filosof?a en la Universidad Central, donde ense?ar?a hasta el desencadenamiento de la guerra civil, con una interrupci?n de 1928 a 1931, en que se dedic? a ampliar su formaci?n: en matem?ticas, en f?sica, en biolog?a y en filosof?a cl?sica.

De 1936 a 1940, Zubiri ense?? en el Instituto Cat?lico de Par?s, al tiempo que se iniciaba en lengua orientales y frecuent? a los grandes hispanistas (como Jean Sarrailh, Marcel Bataillon, etc.). De vuelta a Espa?a, encontr? su puesto, como el del resto de los profesores de antes del Alzamiento, ocupado por otro colega; trabaj? entonces, durante dos a?os, en la Universidad de Barcelona, y posteriormente present? la dimisi?n. Desde entonces, se dedic? por completo a la investigaci?n, aunque no dej? de impartir cursos privados en Madrid, seguidos por otra parte, por las ?lites del pa?s. Su prestigio fue grande entre quienes le conoc?an; dirigi? un seminario cuyos trabajos han sido objeto de varios libros titulados Realitas. Xavier Zubiri muri? en Madrid el 21 de septiembre de 1983.

A partir de su tesis doctoral Ensayo de una teor?a fenomenol?gica del juicio, Zubiri, ha publicado una larga serie de ensayos de gran contenido filos?fico, reunidos casi en su totalidad en el volumen Naturaleza, Historia, Dios. De ellos, los m?s importantes son: Sobre el problema de la filosof?a, Qu? es saber, Ciencia y realidad, Nuestra situaci?n intelectual, S?crates y la sabidur?a griega y Sobre la esencia.

De Zubiri se ha dicho que, gracias a su esfuerzo, ?las m?s arduas cuestiones filos?ficas, que parec?an condenadas a llevar el estigma de la confusi?n y falta de claridad, se explayan limpias y tersas ante el recorrido intelectual del lector?.

Al proceder, alcanzada la completa madurez de su carrera, a un an?lisis riguroso y completo del ?compuesto humano?, Zubiri percibe en el trabajo del intelecto, no una s?ntesis trascendental sino la simple actualizaci?n de lo real en la inteligencia sentiente, seg?n la cual la inteligencia humana est? abierta a la realidad en cuanto tal, y su objeto natural son, por ello, las cosas en cuanto realidad; esto es lo que quiere decir cuando dice que el ?hombre es un animal de realidades?. Seg?n Zubiri, no todas las realidades poseen la misma estructura. El ser es una realidad humana. El hombre, para configurar su ser, necesita apoyarse en la realidad de todas las realidades.

Resta por decir que la agudeza de su opini?n sobre las cosas es un modelo de fidelidad al ideal filos?fico, se inscribe en la m?s alta l?nea de los metaf?sicos de la Escuela de Madrid, alcanza incluso el nivel de la Escuela de Salamanca del Siglo de Oro y hace progresar notablemente el pensamiento humano. Y como dijo el fil?sofo vasco: ?El animal humano posee, entre otras peculiaridades, una inteligencia intransferible por la que se enfrenta a los cosas y consigo mismo como realidades?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs
BLOG: http://lacomunidad.elpais.com/aarias/posts


Cero tolerancia contra la intolerancia

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 18:58
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios